Los nuevos suelos pintados de las calles del centro, deslucidos apenas unas semanas después

Los coches de reparto y diferentes elementos de suciedad han provocado que Constitución, Menéndez Pelayo y Regalado se muestren deterioradas a pesar de su reciente decoración

Se trata de uno de los temas del verano en Valladolid. La peatonalización y el pintado de diferentes calles del centro aprovechando la situación post COVID es algo comentado en muchos bares y plazas, sobre todo por aquellos que durante estas semanas transitan por estas vías y contemplan en primera persona los vivos colores de Regalado, la que fuera primera en ‘caer’, Constitución y Menéndez Pelayo, las tres que ya lucen con nuevos revestimientos.

 

Pero claro, el pintado de estos pavimentos no asegura que estos se vayan a mantener en condiciones durante demasiado tiempo. La triste realidad deja patente que, apenas unas semanas después de su puesta a punto, estas lucen ya con visible suciedad.

 

Especialmente visible es en Constitución y Regalado, por donde siguen pasando vehículos a pesar de su reciente peatonalización al tratarse de coches de reparto a primeras horas del día o, simplemente, para aquellas personas que quieren llegar a sus garajes. El desgaste es evidente, y no hay más que ver las imágenes que acompañan a este artículo para comprobarlo de primera mano. Además, para aquellos colores más claros las manchas se hacen todavía más visibles.

 

¿Pretenderá el Ayuntamiento repasar esta decoración cada pocos meses? Solo el tiempo lo dirá.

El cruce entre la calle Constitución y Menéndez Pelayo, con visibles manchas. JUAN POSTIGO