Los nuevos Piñones de Oro hacen patria

Los galardones que entrega la Casa de Valladolid en Madrid han recaído en el periodista Ángel María de Pablos, la galerista Juana de Aizpuru, el bodeguero Javier Sanz, el árbitro Fernando Gutiérrez Lumbrera y el municipio de Tudela de Duero.

La Casa de Valladolid en Madrid ha hecho entrega este mié4coles de sus tradicionales premios Piñones de Oro, que en esta ocasión han recaído en el periodista Ángel María de Pablos, la galerista Juana de Aizpuru, el bodeguero Javier Sanz, el árbitro Fernando Gutiérrez Lumbrera y el municipio de Tudela de Duero.

 

El acto se ha celebrado en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid y ha contado con la presentación del periodista Jorge Francés y con la presencia del presidente de la Casa de Valladolid, Juan José Cantalapiedra; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

 

El regidor de Valladolid ha explicado que una de las “virtudes” que tienen estos premios es que son “una llamada de atención para que sepamos que hay muchos vallisoletanos dignos de elogio” y se ha referido a premiados en ediciones anteriores de la talla de Miguel Delibes, Rosa Chacel, Lola Herrera, Eusebio Sacristán, Las Edades del Hombre o Cáritas.

 

Puente se ha referido a Ángel María de Pablos como una persona que ha contribuido “a la dinamización del panorama cultural de Valladolid”. El alcalde recordó la procedencia vallisoletana, para muchos desconocida, de la galerista Juana de Aizpuru, “fundadora de ARCO y pionera del coleccionismo de arte contemporáneo en España”.

 

El regidor adelanto que el colegiado Fernando Gutiérrez Lumbreras ha sido elegido dos veces como mejor árbitro de Fútbol Sala del Mundo, mientras que de Javier Sanz ha recalcado que es “uno de los bodegueros más importantes de la Denominación de Origen Rueda”. Por último, en el apartado de municipios de la provincia de Valladolid, el Piñón de Oro 2016 ha recaído en Tudela de Duero, una localidad con “encanto” y que se ha situado en el mercado de productos hortícolas, especialmente con su espárrago, del que "Ferrán Adriá aseguró ser el mejor que jamás había comido”.