Los niños y el sol saludan con la alegría a la Borriquilla en Valladolid

El buen tiempo ha acompañado la tradicional procesión de las Palmas del Domingo de Ramos, que ha congregado a miles de personas en las calles de la capital.

Esta vez no ha llegado desde Galilea, sino desde la iglesia de la Vera Cruz, pero Jesucristo y su borriquilla han despertado igual devoción en Valladolid que hace casi 2.000 años en Jerusalén.

 

La procesión de las Palmas ha vuelto a llevar a las calles a miles de vallisoletanos, que han aprovechado el buen tiempo para saludar con palmas y ramas de olivo al Hijo de Dios.

 

Como de costumbre, ha sido la procesión de los niños, tanto de los que salían a caminar en las secciones infantiles de sus cofradías, como de los que han presenciado el evento como espectadores. Ellos y el paso de la Borriquilla han sido los protagonistas de una mañana de luz, en la que el sol se ha impuesto a las nubes que pretendían hacerse un hueco.

 

Hueco es lo que no había en muchas de las zonas por las que pasado la talla conocida oficialmente como la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, esculpida por Francisco Giralte en el siglo XV, y que es uno de los poquísimos ejemplos de la técnica del ‘papelón’ que quedan en Valladolid. Los graderíos de la Plaza Mayor estaban llenos, la calle Platerías abarrotada, y las zonas anexas a la Catedral contaban con mucho ajetreo ya desde primera hora de la mañana. No ha parecido notarse en la afluencia la coincidencia de la procesión con el partido del Real Valladolid.

 

Entre vítores y expectación, la Borriquilla ha concluido su tradicional paseo frente a la puerta de su hogar, la iglesia de la Vera Cruz, desde cuyo pórtico, el arzobispo Ricardo Blázquez ha bendecido a los fieles congregados. El cardenal ha querido resaltar la presencia de niños ''gracias a la tradición familiar'' y ha deseado una feliz Semana Santa los presentes en la calle Platerías, que después han cantado el tradicional hosanna.

 

Se ha hecho esperar un poco este año, pero Jesucristo ya ha llegado a Valladolid. Le espera una semana de auténtica pasión.

La Borraquilla durante su paso por la calle Platerías. EM.
Ver album

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: