Los Mossos también detienen a la madre de Nadia, la niña enferma de tricotiodistrofia

Conseller de Interior Jordi Jané, directora del SCT, Eugènia Doménech

Agentes de los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles también a la madre de Nadia Nerea, la niña de once años cuyos progenitores llevaban años pidiendo donaciones con un relato falso sobre supuestas operaciones de la menor en Estados Unidos, por un presunto delito de estafa.

Fernando Blanco y Margarita Garau, padres de Nadia, han sido arrestados en la Seu d'Urgell (Lleida) y trasladados a la comisaría hasta que pasen a disposición de los juzgados de la misma localidad.

Según ha explicado en rueda de prensa el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, la actuación que los Mossos han llevado a cabo es en cumpliendo de sus funciones como policía judicial y no en el marco de las actuaciones de la Conselleria de Interior.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha puntualizado que el juzgado no ordenó a los Mossos el arresto sino que en todo caso sería una "detención policial", con la que la policía catalana busque dar cumplimiento a una serie de diligencias encargadas por el magistrado.

El Juzgado de Instrucción 1 de la Seu d'Urgell (Lleida) se ha hecho cargo de la investigación del caso Nadia y ha requerido en varias ocasiones a los padres de la menor que le entreguen la información médica sobre la niña, de la que ellos aseguran que padece tricotiodistrofia.

Entre otras medidas, el magistrado ha enviado un requerimiento a la Fiscalía para preguntarle si considera oportuno adoptar medidas civiles en la causa, lo que podría incluir medidas sobre la tutela de la menor. Asimismo, ha exigido el pasaporte de Nadia y el pasado lunes ordenó el bloqueo de las cuentas bancarias del padre que dos días antes, cuando informaciones periodísticas cuestionaron su relato, había anunciado que devolvería el dinero recaudado a los donantes que lo reclamaran.

Fernando Blanco, que ha recaudado más de 150.000 euros presuntamente destinados a operar a su hija Nadia, admitió el pasado lunes que la historia que había explicado sobre su hija tiene "partes muy exageradas". En concreto, admitió que no llevó a su hija a un hospital de Houston, en Estados Unidos, sino que la trató con curanderos y aseguró que también engañó a su mujer en este aspecto.

Por su parte, su esposa Margarita Garau señaló días después que su marido no le daba explicaciones de los médicos y que ella se "fiaba" de él, según dijo en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press. Según su versión, el dinero recaudado no ha sido utilizado para algo distinto a la enfermedad de la pequeña: "Estamos mal de dinero pero las donaciones están en el banco", indicó.
 

Noticias relacionadas