Los monos de Feliciano Brezo por San Vicente
Cyl dots mini

Los monos de Feliciano Brezo por San Vicente

El 22 de enero se celebra la festividad de San Vicente y en Tordesillas era tradicional comer los dulces monos que elaboraban la familia Brezo.

Una de las confiterías antiguas de Tordesillas estaba situada en la calle de San Pedro de Tordesillas. En ella se estableció allá por 1809 Feliciano Brezo, el creador de la dulcería. Deogracias BREZO y Maria BREZO, matrimonio, siguieron con el negocio hasta su desaparición. El hijo de ambos, Feliciano el carpintero, que aparece en la foto con los monos de san Vicente hechos por él en los antiguos moldes de estaño, luce sus creaciones de burros, palomas, liras, arpas, perros y otros animales de caramelo. La honra por San Vicente estaba tan arraigada que supera en tiempos a la actual de la confitería que fue de Fermín Galicia.

 

El 22 de enero es un día en el que se agolpa el recuerdo de una fiesta de primeros de año inolvidable que prácticamente ha quedado muerta en su simbología. Era un día cargado de tradición popular, en que se sacrificaban cinco gallos en honor del santo a las puertas de su ermita extramuros de la población junto a la carretera que va hacia Torrecilla de la Abadesa. Y quien lo hacía era una muchacha joven, a la que se vendaban los ojos y la entregaban una espada para que diera tajos al viento hasta alcanzar al ave que pendía, atada por las patas, de una cuerda sujeta un varal y a una de las columnas de la ermita.

 

El griterío de la chiquillada, mientras rechupeteaba un "mono de san Vicente", la música y la alegría componían un cuadro de otro tiempo. Ese sacrificio ritual también desapareció de Tordesillas debido a la denuncia de los "defensores de los animales" a los que hay que reconocer sus desvelos y dedicación por acabar con tradiciones tenidas por el pueblo liso y llano, al que casi nadie defiende y que todos utilizan a su conveniencia.

 

De todos modos, hoy es San Vicente y lo que nunca podrá arrebatarnos nadie es el recuerdo y la memoria. En su honor, yo me comeré un mono de los que elabora el heredero de aquella vieja confitería de Deogracias Brezo, Feliciano el carpintero, porque el mono de San Vicente de Feliciano tan rico que me sabe.

 

¡Viva mi pueblo, su gente y san Vicente!

 

 

Comentarios

Pepe 22/01/2021 19:01 #2
Yo he comido ya un mono de Galicia. Muy rico!!
JUanjo 22/01/2021 10:28 #1
Las confiterias de tordesillas MUY FAMOSAS. Los monos de san Vicente riquísimos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: