Los 'masterchef' del Ejército se citan en los fogones de Valladolid

Una docena de cocineros militares celebra una prueba que consolidará el nivel de instrucción de los militares de la Base 'El Empecinado' de Santovenia

Con la victoria de la AALOG 11 (de Colmenar Viejo, Madrid) en el primer plato, de la AALOG 81 (Tenerife) en el segundo y de la AALOG 61 (de Valladolid) en los postres, ha finalizado la primera edición de las Jornadas de Actualización de Alimentación en Campaña de la Brigada Logística (BRILOG).

 

A los seis equipos participantes se les pidió confeccionar un menú compuesto de sopa de marisco, caldereta de cordero y un postre. Todos con similares ingredientes, mismo tiempo y análogo presupuesto: 260 euros, aproximadamente, para dar de comer a 30 personas. El jurado ha estado compuesto por Elena Rodríguez, directora de la Real Academia de Gastronomía (RAG), Teresa Valero, de la Fundación Española de la Nutrición, Miguel Ángel Trejo, militar y cocinero de reconocido prestigio, y el brigada Jorge Briz, perteneciente a la AALOG 61 y director de las jornadas.

 

La Agrupación de Apoyo Logístico n.º 61 (AALOG 61) ha organizado, desde el 11 de diciembre hasta hoy, la primera edición de estas jornadas. Se ha tratado de una puesta al día de los especialistas en hostelería (HAM) y de un intercambio de conocimientos basado en la experiencia de los asistentes, que ha finalizado con una comida para 180 personas (cada equipo cocinaba para treinta) que han degustado los platos elaborados. La comida la ha presidido el general jefe de la BRILOG, Óscar Lamsfus, y han asistido, entre otros, los jefes de las unidades que han presentado sus equipos.

 

Los seis equipos, compuestos por dos miembros, han participado en las sesiones, eminentemente prácticas, uno por cada una de las agrupaciones logísticas de la BRILOG procedentes, además de la anfitriona, de Madrid, Sevilla, Zaragoza y Santa Cruz de Tenerife. Para esta ocasión, además, ha concurrido un equipo del Grupo Logístico (GL) que la AALOG 61 tiene en Vitoria.

 

El origen de estas jornadas está en un convenio de colaboración firmado por el Ejército de Tierra (ET), representado por la Inspección General del Ejército (IGE), con la Real Academia de Gastronomía (RAG) y con la Asociación de Amigos de la RAG, para el desarrollo de actividades que mejoren la calidad del servicio de alimentación en el ET. Por ello, en el jurado han estado representadas ambas entidades civiles.

 

Los objetivos, aunque ambiciosos, se han cumplido: actualizar al personal HAM en las actividades desarrolladas en la alimentación en campaña (en maniobras y misiones internacionales), normalizar los procedimientos para la confección y elaboración de menús, capacitar en la confección de dietas equilibradas (adaptándose a las distintas necesidades nutricionales), adquirir destreza en el manejo de los equipos de dotación en las unidades, perfeccionar las técnicas de panificación, capacitar para hacer frente a las distintas necesidades dietéticas (celíacos, intolerancias a determinados alimentos, menús confesionales, ...) y elaborar un catálogo de menús para su aplicación en el ámbito de la brigada.