Los más de 200.000 euros de la marcha irán destinados a la investigación del melanoma y el cáncer de pulmón

La doctora Dévalos (centro de la imagen) junto al alcalde y al presidnete de la AECC Valladolid

El proyecto de la doctora María Verónica Dávalos, adscrita la Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), recibirá los 200.000 euros que aporta la Asociación Contra el Cáncer (AECC) de Valladolid

El proyecto de la doctora María Verónica Dávalos, adscrita la Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), recibirá los 200.000 euros que aporta la Asociación Contra el Cáncer (AECC) de Valladolid, gracias a la recaudación obtenida este domingo en la VI Marcha contra el Cáncer que reunió a cerca de 45.000 personas para mostrar su "compromiso" y dar "visibilidad" al deseo de que las administraciones públicas doten de más fondos a la investigación para combatir esta enfermedad.

 

Esa es una de las conclusiones que han expresado, en declaraciones recogidas por Europa Press, los actores principales de esta marcha, los ciudadanos, y la doctora ecuatoriana María Verónica Dávalos.

 

La doctora Dávalos se mostraba "emocionada" porque, a pesar de saber que Valladolid es una ciudad muy "comprometida" con el trabajo que realiza la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), nunca había imaginado que se lograran "45.000 inscripciones". "Estoy enormemente agradecida, de corazón, por la solidaridad que ha mostrado los vallisoletanos y la felicidad de que toda esta cantidad de gente esté concienciada de la importancia que es la investigación", ha señalado.

 

Dávalos, que lleva 15 años viviendo en España, ha resumido que su proyecto se centra en dos de los tumores más agresivos, el "melanoma" y el cáncer de "pulmón", que anualmente provocan 30.000 muertes en España. "Entre un 30 y 50 por ciento de los tumores han tenido una respuesta positiva a la inmunoterapia, y queda el otro 50 por ciento y saber por qué para unos pacientes esta terapia si tiene resultados y para otros no es eficaz, con el fin de poder predecir qué enfermos van a responder", ha explicado.

 

En este punto, ha incidido en que la investigación es "crucial" para seguir avanzando en esta enfermedad, algo que entienden, "expresan hoy todos los vallisoletanos que están aquí". "Los recortes son cada vez mayores y se han perdido fuentes de financiación e iniciativas solidarias como esta son muy importantes para poder mantener la investigación", ha concluido.

 

El presidente de la AECC en Valladolid, Javier Arroyo, señalaba que la respuesta de Valladolid solo se puede expresar con "sentimientos", no con "palabras". "Es una explosión de comportamiento social de los ciudadanos de Valladolid que han vuelto a mostrar su generosidad y su aliento hacia nosotros, algo que nos tiene desbordado", ha señalado.