Los jugadores del Atlético Valladolid aprovechan el verano... para ser campeones con España

Los jugadores internacionales junto a Maroto. A. MINGUEZA

Rubén Río con la selección junior y Víctor Rodríguez con la absoluta de balonmano playa disfrutaron de su tiempo de vacaciones para ganar el mundial y el europeo respectivamente. Serdio, Serrano y González también vistieron la camiseta nacional durante julio. Ahora el reto es para Sergio Maroto, preparador físico del equipo vallisoletano.

Hay quien aprovecha sus vacaciones para irse a la playa, para desconectar y relajarse al sol. También está quien hace turismo internacional. O quien se escapa al pueblo, para disfrutar del mundo rural. En el más modesto de los casos, un buen libro en una habitación fresquita, o una cerveza con los seres queridos en el bar del barrio, son formas geniales de disfrutar de esos días libres. Pero también hay quien usa su descanso para proclamarse Campeón del Mundo. 

 

El Recoletas Atlético Valladolid tiene a varios jugadores que han optado por esta última opción. Finalizada la temporada, con una brillante octava posición del equipo que dirige Nacho González, hubo quien tuvo tiempo y energía (y fue seleccionado, detalle nada baladí) para triunfar con España. Y ahora, tras la vuelta a la 'rutina', la pregunta es ¿cómo afectará al rendimiento ese sobre esfuerzo veraniego?

 

"Notamos es que estos jugadores que han tenido requerimientos de cierto nivel llegan a esta pretemporada un poco mejor que los que han estado todo el verano parados". Quien lo explica es Sergio Maroto, el responsable de la preparación física de los jugadores, el encargado de asegurar su buen estado de forma y también de prevenir las lesiones. Y la persona que ahora tiene el reto de poner a punto a toda la plantilla, un trabajo que ha empezado meses atrás.

 

"Todos los jugadores tienen su trabajo individual durante el verano. Los internacionales lo que han hecho ha sido acabar la temporada con un trabajo de fuerza general pero a medida que se iba acercando la convocatoria, sobre todo las dos semanas antes, hicieron un trabajo específico para esa concentración buscando un estado óptimo. Rubén tuvo un plan específico de cara al mundial. Y en el caso de Víctor igual, lo adaptamos a la concentración que tuvo" relata Maroto, quien se muestra satisfecho de cómo ha vuelto la plantilla tras el verano: "Todos han hecho los deberes y están bastante bien".

 

¿FATIGA PSICOLÓGICA O REFUERZO ANÍMICO?

 

En el apartado físico Maroto estima que estos cinco jugadores internacionales no tendrán problemas durante la temporada. "Tenemos una pretemporada bien estructurada. Además este año vamos a incorporar un sistema de cuantificación de la carga en la pista que nos va a dar mucho para poder regular a estos jugadores que en verano han tenido competición".

 

Pero sí considera que puede exister un cansancio psicológico, en especial para Río: "En el caso de Rubén, porque es una concentración de mucho tiempo, sí que le puede suponer dificultad de concentración, o fatiga mental".

 

¿Y qué piensan los jugadores? Abel Serdio, quien destacó como pivote durante la temporada, fue uno de los elegidos por Jordi Ribera, seleccionador nacional absoluto, para participar en Doha (Catar) en un torneo amistoso: "En el tema psicológico el ir con la selección es un premio a todo lo que has hecho, anima y no pasa nada por perderse una semana de vacaciones. La ilusión que genera es enorme, además hubo muy buen rollo entre todos. Estar con el seleccionador absoluto significa algo". En esa convocatoria, que incluyó partidos frente a Túnez y Catar, también estuvieron a principios de julio los gladiadores Jorge Serrano y el recién fichado Héctor González.

 

Víctor Rodríguez fue otro de los protagonistas veraniegos al lograr salir con el oro del Campeonato Europeo de Balonmano Playa disputado en Croacia a finales de junio. "Ese mes lo pasas entrenando y no descansas, pero viene bien porque dos meses de parón no ayuda mucho" valora el lateral izquierdo, quien también cree positiva la experiencia internacional:  "Son buenos momentos que te ayudan, todo lo que consigues anímicamente siempre viene bien. Es un campeonato muy difícil de lograr y te hace llegar muy bien".

 

EN PRINCIPIO, SIN LESIONES

 

Uno de los principales miedos que tienen los clubes cuando sus jugadores visten la camiseta de la selección son las lesiones. Pero, en esta ocasión, parece que los jugadores del Recoletas Atlético Valladolid han conseguido salir indemnes, ayudados por un trabajo previo de prevención.

 

"Tuvimos miedo por Víctor porque llegaba con problemas en una de las rodillas por una tendinopatía, nada grave, pero el tema de la arena al ser un terreno tan blando en el que la elasticidad muscular está limitada por la superficie había miedo a una lesión. Pero es cierto que llevaba mucho trabajo de prevención detrás y creemos que eso le puede haber ayudado a tener un buen rendimiento" desgrana Maroto, quien sentencia con alivio: "Todos vienen en condiciones. Nos falta por ver a Rubén, creemos que viene con algún problema de codo pero nada grave, desgaste normal de la competición".

 

Para ello habrá que esperar a este viernes cuando el jugador, Campeón del Mundo con la selección junior, está llamado a pasar el reconocimiento médico ya que es el único con permiso para retrasar su incorporación a la pretemporada, dado que el torneo, disputado en Argelia, acabó el 31 de julio. Sin duda él, al igual que sus compañeros internacionales, tendrán buenas anécdotas para contar en el vestuario.

Noticias relacionadas