Cyl dots mini

Los jesuitas piden en Valladolid acoger e incluir a las personas refugiadas

ENTRECULTURAS

Voluntarios y personas migrantes recorrerán juntos un trayecto de 4,5 kilómetros este jueves 21 de junio.

Las instituciones del sector social de los jesuitas en Valladolid celebran este jueves 21 de junio la marcha 'Caminamos por la Hospitalidad', 4,5 kilómetros que unen la Plaza Mayor con INEA (Camino Viejo de Simancas), para hacer visible la realidad de muchas personas que se ven forzadas a dejar sus hogares.

 

Junto a migrantes y refugiados recorrerán esta distancia para reclamar su disposición a acogerlas e integrarlas. De esta manera, se suman a la campaña impulsada por la Compañía de Jesús en toda España con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Refugiadas del 20 de junio y con presencia en diversas localidades: Galicia, Asturias, Madrid, País Vasco y Navarra, Sevilla, Alicante, Granada, Burgos, Valencia, Valladolid, Tenerife, La Palma y Gran Canarias.

 

El encuentro comenzará a las 17.30 horas para salir media hora después desde la confluencia de la calle Santiago con la Plaza Mayor dirección al paseo de Zorrilla y Camino Viejo de Simancas. Ya en INEA se leerá el manifiesto en torno a las 20.00 horas.

 

La marcha pretende ser un espacio de encuentro entre diversas culturas y religiones y la expresión de una disposición a acoger y trabajar por la plena integración social, laboral y educativa.

 

Una acción inspirada en las caminatas organizadas por el jesuita holandés Frans van der Lugt en Siria como espacios de encuentro de diversas culturas y religiones. Asesinado en Homs, ciudad en la que prefirió quedarse después de 45 años de residencia en Siria, su legado por la paz, la convivencia y la integración sigue presente a través de este acto simbólico. Uno de sus discípulos, el jesuita libanés Jack Germanos, acompaña este recorrido de Valladolid.

 

Desde Entreculturas, el Servicio Jesuita al Migrante al que se encuentra vinculada Red Incola y la Fundación INEA se ha reunido apoyo de otras instituciones, de trabajadores y de amigos para trasladar su inquietud a los ciudadanos por la realidad que sufren las personas forzadas a dejar sus hogares, un 3% de la población mundial.