Los jardines de la plaza de San Miguel, embarrados por efecto de los autobuses

Al parecer los vehículos paran en este lugar para coger y dejar clientes del hotel ubicado en San Miguel. 

Un lector ha enviado estas dos fotografías a la redacción de Tribuna de Valladolid para denunciar el “lamentable estado” en el que se encuentra parte de los jardines existentes en la Plaza de San Miguel.

 

Al parecer, el césped convertido en barro por las roderas de grandes vehículos ha sido dañado por los autobuses que estacionan para dejar y coger clientes del hotel, que se encuentra en la citada plaza.

 

Este ciudadano explica que, además, del impacto visual que produce los jardines embarrados, hay peligro de que los peatones, especialmente las personas más mayores, puedan tropezar o resbalar.