Los Ilustres: el nuevo y original restaurante que homenajea a la cultura vallisoletana más clásica
Cyl dots mini

Los Ilustres: el nuevo y original restaurante que homenajea a la cultura vallisoletana más clásica

El nuevo local de la calle Cascajares tiene una amplia carta de guisos y arroces tradicionales con productos de origen vallisoletano

Situado entre la calle Cascajares y la Catedral de Valladolid, en pleno centro de la ciudad, se encuentra un nuevo restaurante que homenajea la cultura vallisoletana, tanto en sus platos como en su decoración, bajo el nombre de Los Ilustres. Es la nueva apuesta hostelera de los empresarios Alberto Lázaro y Santiago Carrasco, propietarios del grupo 'Día y Noche' que cuenta con bares emblemáticos de la ciudad como Monsó Uno, el Farolito y el Molly Malone.

 

A las faldas de la catedral encontramos este nuevo local, decorado Belén Pérez y el emblemático artista local, Luis Pérez que ha realizado los murales y grabados que decoran la taberna y el comedor principal del restaurante. En sus paredes colgados tres grabados de diferentes edificios típicos de la ciudad que no conocen los turistas pero que “cualquier vallisoletano de pura cepa ha visto en varias ocasiones” como Santa Victoria, El Palero o el edificio Electra de Isabel la católica. Todos ellos edificios industriales de la época en la que aterrizó Fasa en Valladolid.

 

En su carta, más de ciento ochenta referencias de vino, de las cuales el 80% pertenecen a la Ribera del Duero y otras denominaciones de origen de Castilla y León. Una carta tradicional de  guisos y arroces como patatas a la importancia, huevos de pollita de Santovenia y otros productos de la Provincia como, por ejemplo, de Tudela o Cabezón. Los ingredientes de sus platos provienen de productos 100% locales, excepto sus pescados.

 

Todo el restaurante guarda relación con la ciudad y presenta una temática completamente local. Desde sus paredes sientes la atenta mirada de personajes como el Conde Ansúrez, Cristóbal Colón, Miguel Delibes, Rosa Chacel o Concha Velasco. Y en su comedor puedes disfrutar de dos cuadros que homenajean las dos canciones que mejor representan a Valladolid: 'Karla' de Los Nadie Y 'La senda del tiempo' de los Celtas Cortos.

 

Es una alegoría, un guiño a Valladolid. Queremos ofrecer un trocito de la ciudad del que sentirnos orgullosos”, dice uno de sus propietarios. “Para el bar hemos querido plasmar un concepto de taberna castellana, con barra alta, evocando a un clásico. El color corporativo del restaurante es el verde patrimonio, como el de la capilla de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid”.