Los hosteleros de Valladolid tachan de "incompetentes" a los sindicatos y no firmarán un acta "falseado y fuera de la negociación"

María José Hernández informa de la situación del Convenio Colectivo.

La presidenta ha señalado que el principal motivo del freno de los acuerdos es el cambio de rumbo de los sindicatos

Continúa el lío entre la Asociación de Hostelería de Valladolid y los sindicatos. La APEHVA se ha defendido en la mañana de este martes en rueda de prensa de las acusaciones vertidas por los sindicatos CC.OO. y U.G.T de secuestrar el acta del Convenio de Hostelería además de que apuntan que no van a firmar la nueva acta "falseada y fuera de la mesa de negociación".

 

María José Hernández, presidenta de la Asociación, que calificó de falsas e injuriosas las acusaciones, ha apuntado que en 25 años de actividad al frente de las negociaciones de regulación del sector “nunca ha habido una representación sindical de tanta incompetencia y falta de diligencia profesional”, además de que han tratado de arrojar luz, a su juicio, a un conflicto de larga trayectoria y cargado de acusaciones por ambas partes implicadas.

 

La APEHVA ha afirmado su desvinculación de un acuerdo en el que a juicio de la Asociación “beneficia exclusivamente al sector de hoteles y, sobre todo, a los de mayor categoría”, además que ha señalado el cambio de rumbo en las negociaciones por parte de los sindicatos, principal motivo para el freno de unos acuerdos “hechos a la carta para el sector de hoteles”.

 

Estas condiciones, firmadas por la Asociación de Hoteles y los sindicatos y en los que aseguran que no quieren formar parte, establecen condiciones “más beneficiosas” para un “sector minoritario de la hostelería” y van en contra de “los intereses generales del sector”, tal y como han apuntado a la prensa.

 

Un sistema de retribución salarial actual basado en la responsabilidad y el nivel de exigencia que, según la Asociación, se recoge en el 80 por ciento de los convenios hosteleros nacionales y del que con el nuevo acuerdo se pasaría a equiparar los salarios de todas las categorías profesionales y la clasificación de establecimientos en uno único, a lo que se oponen rotundamente.

 

Una cronología de un año de desacuerdos y un negocio cerrado

 

María Ángeles Aller, asesora jurídica de la asociación, ha resumido en orden cronológico las reuniones que han mantenido a lo largo del año y los diferentes momentos que han dinamitado el acuerdo y las relaciones entre la APEHVA y los sindicatos. Aller, que en relación con las acusaciones de “secuestro de actas” ha apuntado que es la parte sindical la encargada de redactar y custodiar las actas y que, por tanto, “no es su competencia”, además que los errores detectados “corresponden a la parte sindical”.

 

Las acusaciones de los sindicatos no acaban aquí. También han puesto el foco a la situación actual de la presidenta y su negocio, ahora sin actividad, motivo por el cual han pedido la dimisión de la misma. Para ello, Hernández se ha defendido afirmando que “lo tiene cerrado pero que lo sigue teniendo”, además de no saber “qué tiene que ver con el convenio”. Por último, han apelado a los estatutos en los que, según la APEHVA, se contempla la nula actividad de un establecimiento mientras siga existiendo.

 

Manifestaciones ante el Concurso de Pinchos y mediación institucional

 

En cuanto a las concentraciones previstas para los días del Concurso Nacional de Pinchos, Hernández ha apelado a la “democracia” y ha concluido que “cada uno tiene derecho de manifestarse de la forma que quiera”, aunque no comparte las reivindicaciones.

 

La Asociación de Hostelería, además, ha calificado de “tremenda sorpresa” la posición que ha mostrado el Ayuntamiento en apoyo de la decisión sindical, y han atribuido las declaraciones a “una falta de conocimiento por parte del alcalde de la verdadera problemática a la hora de firmar el convenio”. Además de que ha pedido al Consistorio que la mediación en el conflicto “sea neutral”. Un conflicto que, a día de hoy, sigue lejos de resolverse.