Los hosteleros de Valladolid dicen no: el 11 mayo no abrirán

Consideran que iniciar la actividad bajo las medidas propuestas por el Gobierno es un suicidio.

Los hosteleros de Valladolid dicen que no y acuerdan plantarse no abrir sus locales el día 11 de mayo, fecha en la que el Gobierno les daba la oportunidad de levantar de nuevo la persiana tras el confinamiento provocado por el coronavirus.

 

Las medidas a las que deben someterse para reabrir las consideran suicidas, ya que abrir para un tercio del público suponen pérdidas inmeditas para los locales. " Las medidas que nos ha dado el Gobierno han sido un jarro de agua fría. Pensábamos que nos iban a dejar abrir con un descenso de aforo del 33%, pero ha sido todo lo contrario", lamenta María José Hernández, presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid en declaraciones recogidas por El Norte de Castilla.

 

Para Hernández abrir en estas condiciones y un auténtico "suicidio", de ahí que todo el sector hostelero de Valladolid haya decidido no abrir sus puertas el próximo 11 de mayo.  Desde la Asociación trabajan ya en una guía de seguridad y buenas prácticas para el momento en el que se decida abrir  estar preparados para que los clientes puedan estar a la separación indicada por el Gobierno.
 

El lunes la Asociación de Hosteleros de Valladolid se reunirá con el Ayuntamiento, para pedir medidas contretas para ayudar al sector, como la  supresión de impuestos municipales y la creación de un sello de calidad que de garantía de seguridad al cliente.