'Los Hispanos' sigue haciendo historia y se citan con Francia en semifinales

Los 'Hispanos' se vengaron de la final perdida ante los alemanas en el pasado Europeo en la última jornada de la Main Round, segunda fase del torneo, con el billete en juego.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: Pérez de Vargas (p), Rodrigo Corrales (p); Eduardo Gurbindo (4), Valero Rivera, Raúl Entrerríos (4), Álex Dujshebaev (5), Daniel Sarmiento (2), Julen Aginagalde (4), Joan Cañellas, Viran Morros, Aitor Ariño (1), Gedeón Guardiola, Iosu Goñi, Ferrán Solé (5), David Balaguer (6) y Adriá Figueras.

 

ALEMANIA: Wolff (p), Heinevetter (portería); Gensheimer (2), Lemke, Wiencek (2), Reichmann (4), Pekeler (2), Weinhold, Weber (4), Fäth, Groetzki (2), Häfner (5), Janke, Dahmke, Kühn (4) y Kohlbacher (2).

 

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 1-1, 5-3, 6-7, 8-8, 10-12, 13-14 --descanso-- 15-16, 15-18, 15-23, 19-26, 23-28, 27-31.

 

ÁRBITROS: Pichon (FRA) y Reveret (FRA). Excluyeron dos minutos a Gensheimer y Weinhold por parte de Alemania. Y a Gurbindo en España.

 

PABELLÓN: Arena Varadzin.

La selección española de balonmano masculino doblegó (27-31) a Alemania este miércoles para clasificarse a semifinales del Campeonato de Europa de Croacia 2018, donde se medirá con Francia el viernes, un paso al frente para pelear por las medallas que encarrilaron los de Jordi Ribera con un parcial de 0-8 en el inicio de la segunda parte.

 

Los 'Hispanos' se vengaron de la final perdida ante los alemanas en el pasado Europeo en la última jornada de la Main Round, segunda fase del torneo, con el billete en juego. Después de una primera parte de igualdad (13-14), España derribó el muro alemán con un despliegue que amasó una cómoda renta para regalarse el pase con un final tranquilo.

 

España se puso seria para entrar en la lucha por un nuevo metal. El proyecto de Ribera, que sin tiempo para ensayos salió del grupo de los mejores en el Mundial del año pasado, retoma el camino del éxito. Con crédito a pesar de los tropiezos ante Dinamarca y especial este martes ante Eslovenia, la subcampeona de Europa se vengó de su verdugo hace dos años.

 

Los de Ribera dejaron atrás la derrota ante los eslovenos y volaron sobre el Arena Varadzin pese ano llegar tan frescos como su rival. Alemania sacó el autobús en el centro de la defensa, pese a lo cual Aginagalde se fue con cuatro goles al descanso. España supo encontrar la movilidad en ataque para evitar ese muro que ya le dejó sin oro en Polonia.

 

El 13-14 al descenso dio paso a un recital español. Alemania entró en pánico y se la jugó sin portero de manera desastrosa, con España sumando sin tregua en un parcial de 0-8. Robos y después transiciones rápidas, desde una sólida defensa, para gripar la máquina alemana, con el empate suficiente también para los intereses españoles.

 

Rodrigo Corrales sujetó el amago de reacción germano y David Balaguer (6 goles) y Alex Dujshebaev (5) mantuvieron la renta que convirtió en trámite una final anticipada. Ahora, el viernes en semifinales, espera una Francia que avanzó como primera del Grupo I, invicta en el torneo y vieja conocida de los 'Hispanos'. Dinamarca y Suecia se jugarán el otro billete.