Los grupos de la Diputación de Valladolid, unidos para sacar adelante el Plan de Choque de casi 13 millones

Este martes se ha rubricado el acuerdo para el Plan de Choque con el que se contribuirá desde esta institución a hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la COVID-19

Todos los grupos políticos de la Diputación de Valladolid han rubricado este martes el acuerdo para el Plan de Choque con el que contribuir desde esta institución a hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la COVID-19, cuyas actuaciones suman una dotación de casi 13 millones de euros.

 

De los 12.945.000 euros con que cuenta el plan, 4,3 millones e destinarán al fortalecimiento de las políticas de desarrollo económico y empleo, con especial atención a los autónomos, a los que destinan dos millones, y a sectores como el comercio, la hostelería, el turismo o la cultura.

 

Por su parte, el apoyo a los ayuntamientos alcanza los 3,7 millones e incluye un Plan Especial de Empleo incondicionado para todos los municipios dotado con 1,5 millones, mientras que las políticas sociales se refuerzan con más de 3,3 millones, fortaleciendo especialmente programas como la Ayuda a Domicilio, las Prestaciones de Urgencia Social, la Alimentación Infantil o la rehabilitación de viviendas.

 

Asimismo, la Caja de Crédito Municipal de la Diputación de Valladolid destinará dos millones de euros a préstamos para la financiación de nuevas inversiones.

 

Este plan, anunciado por el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, ha contado con las aportaciones de todos los grupos de la Corporación provincial para completar el acuerdo presentado este martes en un acto celebrado en el patio del Palacio de Pimentel, sede de la institución, y que se ha celebrado entre medidas de distanciamiento personal para garantizar la seguridad de los participantes.

 

Dicho plan contempla ayudas a la digitalización del tejido empresarial rural e incentivará el consumo de los productos agroalimentarios incluidos en la marca Alimentos de Valladolid.

 

Por último, el Plan prevé el establecimiento de un Fondo de Contingencia (1.600.000 euros) en previsión de nuevos gastos ante un posible recrudecimiento de la pandemia a lo largo del presente ejercicio y para nuevas necesidades no previstas en este momento y que puedan surgir a lo largo del ejercicio.

 

Por otro lado, en el acuerdo se incluyen otras actuaciones que se consideran "imprescindibles", como imprimir "la máxima celeridad" a la ejecución de los Planes Provinciales, realizar una gestión ágil de las subvenciones, incluyendo la posibilidad del anticipo del pago de las mismas, así como extremar la celeridad en el pago a proveedores.

 

IMPLICACIÓN DE LA SOCIEDAD

 

Asimismo, defiende la colaboración económica y el asesoramiento permanente a los ayuntamientos de la provincia, además de la colaboración las distintas entidades, colectivos y asociaciones implicados en la dinamización económica de la provincia, especialmente los integrantes de la Mesa del Diálogo Social de la provincia de Valladolid o las entidades participantes en el Plan Impulso.

 

Compromete también un análisis permanente de la situación social de la provincia, para detectar nuevas necesidades sociales, además de rapidez en el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad, la colaboración con las organizaciones del Tercer Sector, la atención a los ancianos, así como las ayudas a familias con dificultades económicas y jóvenes y menores a su cargo, para ayudar en la conciliación familiar y garantizar el acceso a las nuevas tecnologías para incorporarse a las nuevas formas de estudio y aprendizaje.

 

Por último, se solicita a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España una financiación adecuada para actuar en las materias delegadas ante la situación de excepcionalidad y se reclama al Gobierno de España la plena utilización del superávit y del remanente, uniéndose a las solicitudes ya presentadas a este respecto por la FEMP y la FRMP.


Durante el acto, Conrado Íscar ha destacado que desde la presentación de este plan por parte del equipo de Gobierno se buscó que fuera "el de toda la Diputación" y ha puesto a la institución como
"modelo de diálogo y consenso".

 

Asimismo, ha reconocido que este martes ha sido el día en este año que lleva de mandato en el que más ha sentido "el honor de ser presidente de esta institución" por haber sido un "ejemplo de consenso", algo que les debían a todos los ciudadanos de la provincia.

 

En su intervención, Íscar ha felicitado a los distintos grupos por "olvidar las diferencias ideológicas" y buscar lo que los une, al tiempo que ha achacado el mérito a las personas que representan a estas formaciones que también están representadas en otras instituciones sin que se logre este nivel de unidad.

 

Unidad que, como ha reconocido, "no significa uniformidad" y no implica "acallar discrepancias", sino que ha alabado el debate, el análisis y el diálogo para "tratar de llegar a acuerdos".

 

El presidente de la Diputación ha recalcado, por último, que este acuerdo es "un punto de partida" tras el que hay que "desarrollar y diseñar actuaciones" en las que volverá a buscar "el apoyo de todos".

 

PRESUPUESTOS 2021

 

En este sentido, el portavoz del Grupo Provincial Socialista, Francisco Ferreira, ha subrayado este acuerdo como un "camino hacia el futuro" y ha abierto la puerta hacia "continuar este espíritu" de pacto y unidad de cara a los Presupuestos de la Diputación para 2021, de acuerdo con lo que "piden los ciudadanos".

 

Ferreira ha agradecido, asimismo, la "actitud negociadora" del equipo de Gobierno que ha querido "contar con todos cuando tenían números para hacerlo en solitario".

 

Por su parte, los portavoces de los dos grupos que forman el equipo de Gobierno, PP y Cs, han agradecido la "predisposición" de todas las formaciones y han apelado a que el virus "no entiende de ideología".

 

Así, el portavoz 'popular', Agapito Hernández, ha subrayado que el acuerdo cumple con los tres principios que rigen el programa de Gobierno de la Diputación, como son "la defensa de las personas, de los municipios y del empleo", al tiempo que ha destacado el trabajo del personal de Hacienda en la casa para "buscar los casi 13 millones de euros" detraídos de otras partidas para poder dotar este plan de choque.

 

Por su parte, la portavoz de Cs, Gema Gómez, ha subrayado que se trata de un acuerdo "positivo y necesario" resultado "del consenso y el trabajo conjunto" y que permitirá advertir a los municipios y sus vecinos de que "no están solos" en la lucha contra la pandemia.

 

La representante de Toma la Palabra, Virginia Hernández, ha alabado la actitud de los grupos en un momento en que "parece que se hace política a base de berridos, golpes y zancadillas" y ha reconocido la labor del equipo de Gobierno en un momento en el que "no es sencillo estar a los mandos".

 

Hernández ha pedido que este "papel responsable" sirva de ejemplo "para quienes sin moralidad alguna quieren aprovechar la situación para hacer la peor política".

 

Por último, el diputado de Vox, Mario de Fuentes, ha recalcado que "nadie entendería" que los grupos representados en la Diputación no dieran "el cien por cien" para llegar a un acuerdo "beneficioso para los vecinos de la provincia" como éste mientras "muchos colectivos" como sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), agricultores, ganaderos y transportistas "han dado más del cien por cien para salir adelante".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: