Los gimnasios de Valladolid le ganan la carrera al coronavirus
Cyl dots mini

Los gimnasios de Valladolid le ganan la carrera al coronavirus

La pandemia ha dejado multitud de actividades en la cuerda floja, sobre todo las actividades deportivas pero, en este momento de desescalada los pequeños gimnasios ven la situación con otros ojos.

Al inicio de la pandemia bares y gimnasios estuvieron en el ojo del huracán.  Las autoridades dictaron su cierre. Con el avance del Estado de Alarma, la situación fue mejorando y, algunos gimnasios volvieron a abrir sus puertas con ciertas medidas de seguridad y sanitarias.

 

Desde el gimnasio ‘Asensio’, su director, Carlos Asensio informa:”Seguimos manteniendo unas medidas por el covid. La gente viene a entrenar con mascarilla, con una toalla grande. Tiene que usar un gel hidroalcohólico cada vez que utiliza una máquina y manteniendo la distancia de seguridad. Nuestro aforo esta limitado al 50% y, por lo demás, pues parece que aunque estamos en verano que es una temporada más baja para los gimnasios, el sector se ha reactivado”.

 

 

Las medidas sanitarias han incidido en la apertura de los gimnasios. Algunas de ellas que, se han impuesto en carácter general y obligatorio son: el uso de guantes de látex para utilizar las pesas, limpieza de las máquinas cada vez que lo use una persona, desinfección de todas las zonas comunes, uso obligatorio de mascarilla incluso haciendo deporte… Todas estas medidas han conseguido que la gente se sienta más segura y, con ello que las visitas al gimnasio vuelvan a su cauce.

 

 

El mayor problema que se presenta a la hora de realizar ejercicio es la obligación  de no quitarse la mascarilla para poder respirar mejor debido a los esfuerzos físicos. Por ello, los gimnasios idearon alternativas para poder mantenerse abiertos una vez que se les permitió. Asensio, explica que: “Es un poco más complicado realizar deporte con mascarilla, el tema de la  respiración en la práctica deportiva es muy importante, entonces tener un objeto que te limita un poco el acceso de aire por las vías respiratorias, dificulta un poco la ejecución de los ejercicios pero, al final el cuerpo se acostumbra a todo, independientemente de que el rendimiento sea un poco menor”.

 

 

A mayores, Ángel Peña, director gerente del gimnasio ‘FitnessPark’, con lo referente al uso de la mascarilla concluye que: “el trabajo de fuerza se puede realizar de manera casi normal pero el trabajo cardiovascular es francamente complicado pero, no nos queda mas remedio, estamos obligados a hacerlo por ley y así lo hacemos. Lo que hacemos es, en este caso, adaptar la intensidad del ejercicio para que éste sea un poco más moderado”.

 

 

Peña incide en que: “estamos realizando todas las medidas que se nos han impuesto y más, como por ejemplo: control de temperatura, control de aforo, creación de una aplicación para poder hacer reservas online dirigido a las clases para que no se saturen, gel en todas las salas, alfombra desinfectante, obligación de uso de mascarillas, separación entre las máquinas…”

 

 

Además, Peña agradece a todos sus clientes que vuelvan y se reinicie la actividad deportiva dentro de la nueva normalidad impuesta “de lo contrario el gimnasio no habría ido bien”. Es por ello que, Peña realiza un llamamiento a las instituciones gubernamentales: “Me gustaría pedir un poco, no de ayudas, sino de indemnizaciones por los cierres tan importantes que hemos tenido”.

 

Gracias a empresarios como Peña y  Asensio que representan al sector deportivo, los gimnasios y el deporte han continuado activos  y, poco a poco la normalidad dentro de los gimnasios se va marcando.