Los Gigantes y Cabezudos de Tordesillas, entrada del viejo diccionario local
Cyl dots mini

Los Gigantes y Cabezudos de Tordesillas, entrada del viejo diccionario local

"Grupo abigarrado y general que en la tarde del sábado de la Peña sale a recorrer las calles de Tordesillas para deleite de la chiquillada, recuerdo de los mayores y esparcimiento de todos"

Viendo las fotografías del ayer y del hoy de un momento más que bonito, recordado con amabilidad y cariño, como es el de los gigantes y cabezudos de Tordesillas, que hasta ellos han cambiado la Cruz por la Media luna, contaré la VOZ: CABEZUDOS del empezado y nunca acabado diccionario tordesillano.

 

"Grupo abigarrado y general que en la tarde del sábado de la Peña sale a recorrer las calles de Tordesillas para deleite de la chiquillada, recuerdo de los mayores y esparcimiento de todos".

 

El grupo ha de ir encabezado por los dos gigantones conocidos como "los grandes". Ellos representan a Isabel y a Fernando, los reyes católicos majestuosos, que en mandilada tela y con solo dos ojillos hechos podían ver quienes se encargan de llevarlos. Normalmente unas familias de Tordesillas conocidas como Fradejas y Vidal estaban encargados del paseo.

 

Los cabezudos lo formaban en principio Popeye, el tío de la pipa, y la señora del moño y luego se fueron añadiendo otros como el negrito y la negrita, un animal y los modernos.

 

Los primitivos fueron arreglados por Carmela Calvo Sanz con retoques pintureros y masilla pues era COSTUMBRE: Que los niños tordesillanos dieran con una varita de cohete a los cabezones para cabreo de quien iba en su interior.

 

La primera parada se hacía entre los contrafuertes de la Iglesia de Santiago, en donde tras echar un baile, los porteadores descansaban del ajetreo. Los Gigantes y Cabezudos de Tordesillas hicieron gozar a aquellos niños de antaño, nunca mejor dicho, como hoy, como mañana.

 

Hoy dos moros nuevos, el sultán y la sultana, han entrado en danza por aquello, a veces, de mostrar mejor gusto por lo extraño que por lo propio, licenciando a los Reyes Católicos cuyas manos grandotas dieron más de un sopapo al descuidado.

 

Comentarios

JUanjo 21/02/2021 09:01 #1
Hasta diccionario!. ¡Qué grande!. Gracias por contarlo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: