Los empleados de OTIS se manifiestan en Valladolid para exigir a la empresa que desbloquee el convenio colectivo
Cyl dots mini

Los empleados de OTIS se manifiestan en Valladolid para exigir a la empresa que desbloquee el convenio colectivo

Los trabajadores exigen subidas salariales para no perder poder adquisitivo y la creación de 300 empleos en España ante la “brutal” carga de trabajo

Los trabajadores de la empresa de ascensores OTIS se concentraron este martes en Valladolid, en la Plaza de Zorrilla, para exigir a los directivos que desbloqueen la negociación del convenio colectivo, impulsen el empleo y acaben con la pérdida de poder adquisitivo que sufren sus empleados, que llevan de huelga desde el pasado 22 de noviembre y tienen previsto seguir en principio hasta el 27 de este mes.

 

Convocados por el Sindicato de la Elevación, su representante, David Mulero, expuso que llevan sin acuerdo desde enero de 2020, y denunció que la compañía, tras la pandemia, cambió radicalmente su postura en la negociación, y ahora solo ofrece una subida para este año del 1,2 por ciento, cuando el IPC acabará en el entorno del cinco por ciento.

 

Mulero constató que su objetivo es no perder poder adquisitivo y generar empleo, en una empresa que ha destruido 1.200 puestos desde 2009, y ahora cuenta con 2.908 empleados, 146 de ellos en Castilla y León. “La carga de trabajo ha crecido de forma brutal”, lamentó, para criticar que la empresas tiene unos beneficios netos de 140 millones, y ni siquiera ha admitido su oferta para crear 300 puestos y alcanzar una subida salarial del 2,5 por ciento, para desbloquear la situación.

 

La última reunión se produjo el pasado domingo, recordó, para advertir de que los trabajadores están al límite. Asimismo, constató que en España hay 1,1 millones de ascensores, y esta empresa cuenta con el 25 por ciento del mercado, y no se están llevando a cabo las inspecciones periódicas mensuales, por su cerrazón a negociar.

 

Los trabajadores ya se han manifestado dos veces en Madrid, también Toledo, y ahora en Valladolid, y prevén continuar para que se visibilice el conflicto que sostienen en toda España.