Los 'drones' de Montoro descubren en la provincia de Valladolid 23.000 construcciones irregulares

En su mayor parte (46%) correponden a cambios de uso y reformas; un 33% a ampliaciones y un 19% a inmuebles de nueva planta. 

Los drones de Montoro también han sobrevolado la provincia vallisoletana. El ministerio de Hacienda ha llevado a cabo una campaña de rastreo desde el aire, coordinada por la Dirección General del Catastro, que ha permitido descubrir en la Comunidad castellano y leonesa más de 265.000 inmuebles o construcciones invisibles a los tributos.

 

Se trata de varias modalidades de fraude: ampliaciones que no han sido comunicadas, obras de nueva planta e incluso piscinas por las que no se tributa. En total se ha actuado en cuatro años en casi el 85 por ciento de los municipios de la comunidad, aunque la iniciativa finalizará en julio.

 

En el caso de la provincia de Valladolid se han inspeccionado por tierra y aire 176 poblaciones, encontrando la friolera de 22.925 construcciones irregulares. Uno de cada tres de estas construcciones se trata de ampliaciones (el 33%), el 46 por ciento de los fraudes correspondían a cambios de uso y reformas y un 19% correspondía a nuevas construcciones. Tan solo uno de cada cien de las construcciones fraudulentas eran piscinas. Con esta labor el incremento medio del recibo del padrón del IBI alcanza un 1,42%.