Los diez villancicos que no pueden faltar en tu lista de reproducción esta Navidad
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Los diez villancicos que no pueden faltar en tu lista de reproducción esta Navidad

Tribuna Valladolid repasa los grandes villancicos venidos de otros idiomas y adaptados al castellano para celebrar la llegada de las fiestas navideñas.

Menos de un mes para Nochebuena. Entre 'black fridays', 'cibermondays' y los demás 'days' que también tienen lo suyo, no se da uno cuenta, pero las ciudades y pueblos ya lucen su decoración. Los escaparates se llenan de espumillón, abetos a tamaño reducido y bolas doradas y rojas, y los supermercados nos ofrecen gran variedad de suculentos manjares navideños. Menos de un mes para Nochebuena y no nos hemos enterado.

 

Si te ha pillado el toro y el espíritu navideño aún no te ha imbuido con su purpurina, su luz y su cálido frío invernal, es momento de ponerse las pilas. Pero tranquilo, dicen que la música amansa a las fieras y nada mejor que una gran ‘playlist’ navideña para relajarte y comenzar a sentir el cosquilleo de Pascuas. Los expertos en villancicos son los americanos, pero en España nos las hemos apañado para traer sus acordes al castellano. Tribuna Valladolid te trae diez villancicos (diez) que han sido adaptados al castellano y no pueden faltar en tu reproductor estas fechas tan señaladas.

 

1· ‘Blanca Navidad’

 

‘White Christmas’ es el villancico más famoso de todos los tiempos. No hay otro tema del que se hayan vendido tantos discos, haya generado tantos ingresos ni suene en tantas películas. Fue compuesto por Irving Berlin en 1941 junto a la piscina de un hotel en Phoenix, Arizona, una ciudad en la que solo ha nevado siete veces en el último siglo y medio, un panorama nada navideño.

 

Aquí en España se versionó con el casi tan famoso ‘Blanca Navidad’. “Oh, blanca navidad, sueño. Y con la nieve alrededor. Blanca es mi quimera, y es mensajera de paz, y de puro amor” reza su primera estrofa. La versión americana ha sido versionada por Il Divo o Lady Gaga, y le granjeó a su autor un Oscar a la mejor canción original. Ninguna versión comparable a la española interpretada por el gran Raphael.

 

2· ‘El tamborilero’

 

Y si hablamos de Raphael no podemos hablar de otro villancico que no sea ‘El tamborilero’ (ropopompon, ropopompon). Lo grabó por primera vez en 1965 y era el noveno disco de su aún incipiente carrera, con el título de ‘El pequeño tamborilero’.

 

Otros grandes artistas han interpretado este tema, siendo destacable una versión del batería de The Beatles, Ringo Starr, con un imponente solo de tambor.

 

Hasta el momento, la noticia probada de atribución de autoría más antigua que se tiene de este clásico navideño data de 1941, cuando la pianista Katherine Kennicott Davis (1892-1980), natural de St. Joseph (Missouri), manuscribe la canción, titulándola Carol of the Drum («Villancico del tambor»). Un dato nada relevante para la sociedad española, en cuya memoria siempre permanecerá el eternamente joven Rapahel interpretándola (ropopompon, ropopompon)

 

3· ‘Noche de paz’

 

Esta canción está dedicada a la tranquilidad de la Nochebuena. Se nota que quien la compuso no había cenado con su suegra y su cuñado hasta entonces. “Noche de paz, noche de amor”, igualito que en una mesa familiar vallisoletana.

 

Noche de paz es una conocida canción de navidad austriaca compuesta originalmente en alemán por el maestro de escuela y organista austriaco Franz Xaver Gruber, la letra fue realizada por el sacerdote austriaco Joseph Mohr. La música que se interpreta en la actualidad difiere levemente de la original de Gruber, particularmente en las notas finales.

 

Los anglosajones tienen también su versión, ‘Silent night’. La canción ha sido traducida a más de 300 idiomas en todo el mundo y es uno de los villancicos más populares de todos los tiempos. Se canta en ocasiones sin acompañamiento musical y a veces se llega a tocar en dos idiomas al mismo tiempo llevando el mismo ritmo.

 

4· ‘El mejor regalo eres tú’

 

Mariah Carey pasará a la historia por crear uno de los villancicos pop más famosos de la historia si no el que más. Su ‘All I want for Christmas is you’  forma parte de cualquier hilo musical de cualquier tienda en estas fechas tan señaladas.

 

Esta obra maestra fue creada en 1994, y se mantiene tan fresca como los pavos en el frigorífico, o cualquiera que sale a la calle en diciembre en Valladolid. En España no tenemos a Mariah, pero tenemos a Mario. Concretamente a Mario Vaquerizo.

 

El marido de Alaska, junto a su grupo, ‘Nancys rubias’, ha versionado este clásico dándole un toque más cañí, bajo el título ‘El mejor regalo eres tú’. Nada que envidiar a Mariah Carey.

 

5· ‘Ya vienen los Reyes Magos’

 

No solo la Navidad tiene canciones inspiradas en ella, también sus personajes característicos. En el repertorio anglosajón las menciones a Santa Claus (Santa Clavos en la Halloween Town de ‘Pesadilla antes de Navidad’), son numerosas. El mexicano Luis Miguel hizo de 'Santa Calus is coming to town' una versión en español, pero no es este el villancico que debes incluir en tu ‘Awesome Mix Navidad 2018’.

 

Valladolid no es mucho de que un señor entrado en carnes y vestido de rojo con un saco se cuele por la chimenea. Más que nada porque a ver qué piso de toda la ciudad tiene chimenea. No. Valladolid es de los Reyes Magos, de ir el día 5 de enero a la cabalgata llueva o truene, o incluso, cosas más raras se han visto, nieve.

 

Por eso la ciudadanía, que es sabia, ha creado el ‘Ya vienen los Reyes Magos’ para honrar la figura de estos tres sabios y crear expectativas entre grandes y pequeños. “Ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén. Holanda ya se ve”, reza el clásico. Parece que dieron un pequeño rodeo. Se meterían en la VA-30 y se perderían.

 

6· ‘Rudolph, el reno’

 

A pesar de que los Reyes Magos vienen en camello, Papá Noel va en trineo tirado por renos. A la cabeza, de perro guía, va Rudolph, un reno con la nariz roja que le permite ver en la noche.

 

Los anglosajones le han dedicado una canción especialmente para él, que ha sido trasladada al español y adoptada por la cultura popular. Pudiese ser que el himno al reno se haya adoptado por compasión, pues la canción, después de explicar que el cornamentado animal tenía la nariz granate y brillante, reza: “todos sus compañeros se reían sin parar, y nuestro buen amigo solo y triste se quedó”. Claramente, el primer caso documentado de bullying entre renos.

 

A pesar de que se le ha admitido en las listas de reproducción navideñas, no se encuentra entre los animales con cuernos más famosos de España. El podio corresponde a Bambi, el toro de Osborne y la cabra de la Legión.

 

7· ‘Que tengas felices fiestas’

 

Reconozcamos de entrada que aquí mucho, lo que se dice mucho, no se lo curraron. Ni los americanos ni los españoles. Ellos hicieron una canción llamada ‘We wish you a merry Christmas’, o sea: “Te deseamos una feliz Navidad”. Y a base de repetirlo varias veces hicieron la letra.

 

Pero es que en España esta canción se convirtió en ‘Que tengas felices fiestas’, casi una traducción literal, que también repetido una y mil veces, hicieron la versión española. Trabajo, lo que se dice trabajo, no llevó.

 

Lo mejor de este villancico es que toca la fibra sensible e infantil de muchos, ya que se puede encontrar una versión cantada por la familia Telerín. Que de personas se han ido a la cama con ellos. Para los más pequeños, eran el equivalente a los Lunnis.

 

8· ‘Dulce Navidad’

 

Esta canción, sin embargo, sí tuvo trabajo. La música se copió del tema anglosajón ‘Jingle bells’, que sería algo así como “campanas cascabeleantes” traducido al castellano. Pero en cuanto a la letra, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

 

En Valladolid las campanas están en las iglesias, no ‘cascabeleando’ por la ciudad. Y si algo caracteriza al pueblo vallisoletano es el buen comer. Así que lo hemos adaptado creando nuestro “Navidad, Navidad, dulce Navidad”. Un tema perfecto para cantar mientras disfrutas del dulce sabor de un polvorón, pero evita que haya gente cerca.

 

9· ‘Feliz Navidad’

 

Solo una persona podría componer una canción navideña que hablase de felicidad. José Feliciano. El apellido lo dice todo. Además, visionario como nadie, el puertorriqueño decidió que para que no hubiese que adaptar su hit, escribiría el estribillo en español y la estrofa en inglés. Un adelantado a su tiempo que ha sido versionado por grandes como Boney M, Céline Dion o el navideño Raphael.

 

Es curioso leer la entrada en Wikipedia sobre este tema: “Feliz Navidad es una canción de pocas neuronas porque es simple. Escrita en 1970 por José Feliciano que a pesar de su simple estructura, el coro en español y el verso en inglés, se ha convertido en una popular canción navideña en los países que celebran el nacimiento de Jesús”.

 

No se entiende lo de "simple estructura" cuando se analiza: nueve versos de los cuales tres de cinco son iguales en el estribillo y otros tres se repiten en la estrofa de un total de cuatro. A esto se añade que para ser “una canción de pocas neuronas”, la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores, Feliz Navidad ocupa la posición 15 en la lista de las 25 canciones navideñas más populares de Estados Unidos.

 

10· ‘Adeste fideles’

 

Toda lista de éxitos que se precie debe tener un ‘bonus track’, y ‘Adeste fideles’ puede ser el de esta Navidad. Este himno es usado en la bendición durante la Navidad en Francia, España, Portugal e Inglaterra desde fines del siglo XVIII.

 

Este tradicional villancico, melódico y pausado, mantiene su letra original en latín, aunque se encuentra también con letra en español y en inglés.

 

Además ha sido versionado por grandes voces de la canción de todos los tiempos como Andrea Bocceli, Frank Sinatra, y, como no, Raphael.

 

Son muchos más los éxitos que han quedado fuera de esta lista, y que pueden unirse a tu ‘playlist’ para estos días a gusto de consumidor, pero esta decena son un buen comienzo para empezar a sentir el espíritu navideño entrando por los oídos. Recuerda, queda menos de un mes para Nochebuena.