Los diez lugares más refrescantes para pasar el verano en Valladolid

Desde pinares donde realizar senderismo y ciclismo con familia y amigos hasta playas fluviales de la provincia, pasando por el gran parque infantil del Valle de los 6 sentidos y hasta un centro de interpretación de la naturaleza: ¿Dispuesto a pasar un gran verano sin moverte de Valladolid?

Bochorno, calor y sofoco son algunas de las palabras que en semanas como estas más escuchamos en la calle, muchos son los remedios que utilizamos: Desde el abanico que no paramos de agitar, hasta chanclas y gorras que se hacen ‘compañeros’ inseparables durante todo el verano. Aquí te proponemos 10 lugares de lo más refrescantes para poder sobrellevar estas altas temperaturas:

 

1. Playa de las Moreras

 

Todos la conocen como “La playa de Valladolid”, esta playa ubicada a orillas del Río Pisuerga junto al Paseo de Isabel la Católica, fue creada en 1951 y abierta al público el 14 de agosto de 1953. Es uno de los mejores lugares para tomar el sol, bañarse y realizar distintas actividades acuáticas como el Paddle Surf, piragüismo y natación.

 

2. Embalse de Encinas de Esgueva

 

La presa de Encinas de Esgueva es una obra de ingeniería, realizada en 1977, de regadío construida en el curso del Arroyo de la Dehesa  el cual desemboca en el río Esgueva. Pertenece a la Cuenca Hidrográfica del Duero y está ubicado a tan solo 2 kilómetros de la localidad vallisoletana  de Encinas de Esgueva. Se puede pasear alrededor de este embalse y por supuesto, bañarse en las limpias aguas de este pantano.

 

3. Riberas de Castronuño

 

Esta reserva natural situada en la parte occidental de Valladolid, entre los municipios de Tordesillas y Castronuño,  es la única zona natural protegida de la provincia. En esta zona protegida se encuentra el embalse de San José en el que se pueden realizar distintas actividades acuáticas.

 

4. Playa de Tordesillas

 

En este municipio vallisoletano de 8.805 habitantes tenemos otra de las playas fluviales esparcidas por la provincia. Situada al lado del puente medieval, esta pequeña playa satisface el deseo de baño de muchos tordesillanos en días como estos. Un pequeño chapuzón acompañado de un paseo por el pueblo o largas horas tomando el sol,  son algunos de los planes que muchos lugareños realizan diariamente.

 

5. Pinar y Playa de Puente Duero

 

Este pinar situado en plena localidad del municipio vallisoletano es un espacio natural compuesto de pinos piñoneros. Comprende también el espacio La Playa, donde los 1.132 habitantes puedes disfrutar de un refrescante baño.

 

6. Canal de Castilla, Medina de Rioseco

 

En el entorno del Canal de Castilla se pueden llevar a cabo distintas actividades de aventura tanto para los más pequeños como para mayores. Paseos en piragüa por el Canal, disfrutando y descubriendo paisajes históricos o, ya en tierra, rutas de senderismo y bicicleta. También se puede recorrer el Canal de Castilla en Kart a pedales durante una hora o toda una jornada. Y si preferimos algo más rápido, podemos alquilar una de las barcas eléctricas de las que disponen en este Centro Turístico.

 

7. Valle de los 6 Sentidos, Renedo de Esgueva

 

En el municipio de Renedo de Esgueva encontramos un gran parque infantil de 18.000 m2 en la que niños de entre 3 a 16 años pueden disfrutar de 60 diferentes juegos divididos por zonas.  El Jardín de Piedras, El Palacio de los Sentidos, El Valle de los Valientes, Las Colinas del Laberinto, Merendero del Dique y demás juegos, son los más transitados por estos grupos de niños en las que las horas pasarán como minutos.

 

8. Pinar de Antequera

 

Este pinar es uno de los pulmones de Valladolid. La totalidad de la zona abarca 1000 hectáreas de monte piñonero, en su gran mayoría, en el que miles de vallisoletanos salen a correr, andar e incluso a hacer alguna ruta de ciclismo. Hay muchas rutas marcadas en las que ‘perderse’, como el camino del gobernador, el camino del abrojo o la cañada real merinera. A pesar de su cercanía a la ciudad es un lugar ideal para observar la fauna típica de las tierras de pinares: zorros, ardillas, conejos…

 

9. Cabezón de Pisuerga

 

En este municipio vallisoletano situado a 12 kilómetros de la capital está dividido en dos por el Río Pisuerga. La playa está situada junto al puente romano, seña de identidad de cabezón, en la que los cabezoneros pueden disfrutar de refrescantes baños y largas jornadas tomando el sol.

 

10. Centro de Interpretación de la naturaleza de Matallana

Este centro de interpretación está ubicado en los alrededores al municipio vallisoletano de Villalba de los Alcores. Matallana nos permite poner en valor una zona de la provincia, que presenta una riqueza medioambiental, a través de la oferta de actividades, rutas, seminarios, etc. relacionadas con el valor ecológico de los Montes Torozos y, por extensión, de la Tierra de Campos.

Además, se puede disfrutar del recorrido por el Parque Infantil Tematizado, especialmente diseñado para los más pequeños; los restos arqueológicos de una necrópolis visigoda próxima al monasterio; una exposición de ganado ovino con 20 razas de ovejas de todo el mundo o el aula de interpretación de los palomares, situada en el interior de un tradicional palomar de tierra de campos.