Los dieciséis días festivos de comercio se decidirán en las próximas semanas

La decisión de que varios municipios cuenten con zonas donde se podrá abrir el gran comercio 16 días festivos al año inicia un proceso para seleccionar el calendario. Las grandes fechas comerciales, los meses de más afluencia turística, la Semana Santa y los eventos culturales son los criterios para un calendario que será, presumiblemente, común.

La adopción de las zonas de gran afluencia turística en algunos municipios y los 16 días que podrá abrir el gran comercio en consencuencia va a cambiar algunas reglas actuales. El proceso negociador para determinar los festivos de apertura de cada año, que se inicia entre octubre y noviembre, tendrá que resolver un calendario más amplio para el que se han fijado algunos criterios básicos.

 

Lo primero es que, según las primeras consultas, el calendario debería ser común para todos los municipios que cuentan con zona de gran afluencia turística, la llave para abrir más días. Así, primero se fijarán los diez días de apertura de grandes superficies, que regirán en todas las localidades que no tienen la declaración de zona turística (que son la mayoría de la Comunidad), y luego se añadirán otros seis para las que sí la tienen. Según los primeros contactos, esos 6 días adicionales deberán ser comunes.

 

Para elegirlos, el criterio básico será reforzar las épocas más comerciales, caso de Navidad, y añadir otras interesantes. Así, el inicio de los períodos tradicionales de rebajas (enero y julio) es susceptible de recibir alguna fecha más de apertura. Lo mismo ocurre con la Semana Santa, época de gran afluencia en toda la Comunidad y que, en ocasiones, ha mantenido cerrados los comercios varios días. Y también se tendrán en cuenta los meses de más afluencia turística, julio y agosto en el caso de Salamanca. Los eventos culturas de relevancia también podrían entrar en el cálculo.

 

El calendario se decidirá, como siempre, en el consejo regional de comercio, donde está representados las asociaciones empresariales del pequeño y gran comercio, los sindicatos y la Junta de Castilla y León. Conferco, la patronal del comercio tradicional, llevará una postura común.