Los deseos del deporte de Valladolid para 2017

Foto: Europa Press

Algunos de los equipos de la ciudad han dejado un mensaje en Tribuna con las peticiones para el año que comienza.

El año 2016 ya es pasado, aunque para algunos equipos será difícil de olvidar. En un hueco de sus memorias siempre quedará la histórica final de la Copa del Rey de rugby, disputada entre los dos equipos de la ciudad en el Estadio José Zorrilla o los ascensos del Recoletas Atlético Valladolid a Asobal, después de dos años de su creación, del San Pío X a Segunda Femenina y el del Ponce, quien ahora milita en Liga Femenina-2.

 

Pero, tanto esos tres, como el resto, ya trabajan en seguir dando éxitos a Valladolid a través del deporte. Con el comienzo del camino desde agosto, los equipos buscan mantenerse en la senda correcta para seguir creciendo.

 

Con el 2016 recién acabado y el 2017 ya en sus mentes, algunos de los conjuntos más representativos de la ciudad han dejado sus deseos en Tribuna de Valladolid para este año que entra.

 

En fútbol, desde el Real Valladolid, en palabras de su jefe de prensa, Mario Miguel, los deseos son los siguientes: "A 2017 le pedimos felicidad, salud y sueños cumplidos para todos, en especial para los aficionados blanquivioleta. Y muchos abrazos de gol".

 

El año finalizó y empieza con dos equipos vallisoletanos en Segunda Femenina. El Parquesol continúa creciendo tras asentarse en el Grupo V. Ali Carranza, una de las veteranas, pese a sus 19 años, tiene este deseo: "Seguir en la misma línea que en el 2016, disfrutando cada domingo de nuestro fútbol y del equipo que somos. Que no falten la ilusión ni los buenos resultados, y que la gente se anime cada vez más a venir a ver el fútbol femenino en el Saso".

 

El último en llegar fue el San Pío X, al que le está costando adaptarse a la categoría de plata. Cristina Ramírez 'Peke', la capitana, apuesta en este 2017 por lo siguiente: "Ir partido a partido ganando puntos sin obsesionarnos mirando la clasificación y, al final, conseguir la permanencia".

 

Si por algo se caracterizó el 2016 fue por el rugby. A los amantes del deporte jamás se les olvidará la cita de Zorrilla, pero ambos equipos quieren más. Los dos no pudieron ganar y el Silverstorm El Salvador se llevó la gloria. Este es el deseo de Juan Carlos Pérez, entrenador chamizo: "Que en el 2017 sigamos siendo tan felices como lo fuimos el año pasado".

 

"Desde el VRAC Quesos Entrepinares nuestros mejores deseos de éxito para el deporte de Valladolid. Por un año de fútbol, balonmano, baloncesto y el resto de disciplinas que nos representan, pero sobre todo por un año de rugby y un año lleno de VRAC. Feliz 2017", dice José María Valentín-Gamazo, su presidente.

 

Otra de las mayores alegrías llegó en el mundo del balonmano. El Recoletas Atlético Valladolid logró el ascenso a Asobal al segundo intento y ahora se codea con los mejores. Su presidente, Mario Arranz, desea "que Valladolid continúe siendo un referente nacional en deporte… ya que solo le queda ser sede olímpica". "Nos gustaría que los medios pudieran citar en más ocasiones a nuestro patrocinador, que es el que nos permite sobrevivir y mantenernos en la élite del balonmano", añade.

 

Compartiendo casa con los gladiadores azules se encuentra el Aula Valladolid, que sigue evolucionando con el paso de los años, fruto del trabajo de las de Miguel Ángel Peñas, de este y de la directiva. "Mi deseo es conseguir la estabilidad deportiva y mejora económica para conseguir la semiprofesionalidad que necesita la plantilla", pide el entrenador.

 

Valladolid también tiene mucho protagonismo en el panorama nacional del hockey en línea gracias al CPLV. Acostumbrados a los títulos, Ángel Ruiz, su presidente desea que esa alegría se reparta, ya que pide "una temporada llena de éxitos deportivos y títulos para todos los clubes de Valladolid".

 

El baloncesto en silla de ruedas es otra de las disciplinas punteras de la ciudad. Y es que el Fundación Grupo Norte sigue al pie del cañón, peleando contra los mejores. "Nuestro deseo a nivel deportivo es que no suframos ninguna lesión. Del resto, del trabajo para conseguir algún título, ya nos encargamos el equipo. Y a otro nivel, que sigamos contando con el apoyo de nuestros patrocinadores  y de las instituciones, así como de nuestra afición, y desearles a todos un feliz 2017", solicita su capitán, José Luis Robles.

 

En el Ponce Valladolid tienen "claro" el deseo para el 2017. Así lo expresa su jugadora Irene Huerta: "Conseguir muchas más victorias, que estoy segura de que acabarán llegando". Las de David Barrio han aterrizado en la Liga Femenina-2, donde esperan seguir otro año más.

 

Con el balón naranja también desempeña su juego el CBC Valladolid. Las ardillas quieren que su proyecto gane fuerza para empezar a escalar. Paco García, el entrenador, pide "mucha salud para el 2017". "El resto... lo ponemos nosotros", añade.