Los datos no mienten...