Los cuatro problemas del Puente Mayor de Valladolid

Imágenes de las cuatro deficiencias que señalan fuentes populares.

El Partido Popular enumera las principales cuatro deficiencias resultantes de la obra del Puente Mayor que han denunciado los vecinos.

Estos son los cuatro principales problemas que se derivan de la obra del Puente Mayor de Valladolid, según ha relatado el grupo municipal popular que ha consultado a los ciudadanos que cada día atraviesan el puente medieval vallisoletano. Martínez Bermejo ha detallado que algunas de las soluciones adoptadas tienen defectos visibles a pocos días de haberse estrenado.

 

FIRME PARA LOS PEATONES

Bermejo traslada a los medios de comunicación que la solución del firme para el tránsito de los peatones “no es el apropiado”. “A los pocos días del fin de obra, el suelo ya presenta grietas y su color se ha deteriorado y ensuciado rápidamente por el uso”. Hablan de “efecto muelle”, con zonas abombadas que hacen peligrar el paso de peatones con movilidad reducida. El portavoz popular, asimismo, dice que el pavimento se resentirá mucho más “con las primeras heladas”.

 

 

RETIRADA DE FAROLAS ORIGINALES 

Una de las mayores críticas que ha recibido la reforma ha sido la sustitución de las farolas originales, de hierro fundido, “con más porte y puntos de luz por las instaladas actualmente, de peor material y con un único punto de luz por farola”. El PP preguntará “cuál ha sido el destino de las farolas retiradas” y si se “reutilizarán” en otro lugar.

 

 

LA VALLA INTERIOR

Dicen desde el PP que una de las quejas más frecuentes de los vecinos consultados es que la valla interior que separa la acera de la calzada “no ofrece suficiente seguridad a los peatones”. “Tampoco gusta la estética de esa valla que consideran poco apropiada para el puente más antiguo de la ciudad”, aclaran.

 

 

LA VALLA EXTERIOR

Dicen fuentes populares que los vecinos no entienden “como la intervención en el Puente Mayor no incluye el arreglo de la valla exterior que funciona como pretil del río”. “Esta estructura metálica se encuentra combada, separada en algunas partes y oxidada”. Asimismo, han denunciado que en las embocaduras existen unos “peligrosos huecos” por los que podrían colar el pie los viandantes.

 

 

Concluyen desde el PP que estas son las principales deficiencias recogidas por los ciudadanos, además de otras apreciaciones estéticas o algunas sobre la dimensión de los carriles rodados para los vehículos.

Noticias relacionadas