Los cortes de tráfico continuarán durante el jueves y los viajes en los autobuses de Auvasa serán gratuitos

Se aumenta al Nivel 3 las medidas anticontaminación. M. MOYANO

La extensión durante un día más de la situación nivel 2 de aviso por contaminación implicaría el paso a la de nivel 3.

El Ayuntamiento de Valladolid ha anunciado que este jueves se mantendrá por quinto día consecutivo el corte de tráfico en el centro de la ciudad con motivo de la situación de contaminación atmosférica por partículas en suspensión, por lo que se aplican medidas adicionales como la reducción de los límites de velocidad en vías fuera del centro histórico y se establece la gratuidad del billete de Auvasa.

 

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, ha anunciado a través del perfil de Twitter del Ayuntamiento (@AyuntamientoVLL) que el Consistorio mantiene las restricciones en el tráfico rodado en el centro histórico debido a que las partículas PM2,5 no han reducido los niveles, algo que sí que ha sucedido ya este miércoles con las de PM10.

 

De esta manera, este jueves la 'almendra central' de la ciudad volverá a cerrarse al tráfico entre las 08:00 y las 22:00 horas. Será el quinto día consecutivo desde que el domingo se tomara esta medida.

 

Según apuntó la edil de Valladolid Toma la Palabra en la mañana de este miércoles, la extensión durante un día más de la situación 2 de aviso por contaminación implicaría el paso a la 3, denominada como de "alerta", y en la que se pueden tomar más medidas como reducción de la velocidad máxima en vías de circulación externas al centro, así como en los accesos, y la gratuidad del billete de transporte público en autobús. En el caso de que mañana se tuviera que mantener estas medidas, se pasaría a esa situación 3.

 

Según los últimos datos de este miércoles la ciudad ya sumaba dos días consecutivos 25 y 26 de febrero con la activación de la situación 2, que dispone el Plan de Acción en situaciones de alerta por contaminación.

 

En los gráficos propios de este miércoles se observa que la medida de limitación del tráfico ha producido "los efectos deseados" en las partículas PM10, que han bajado a "niveles normales", pero no ha resultado suficiente para las PM2,5, por lo que se anuncia la continuación de la medida de restricción de tráfico para este jueves y el paso a nivel 3 si no cambian las condiciones.

 

REDUCCIÓN DE 50 A 30 KM/H EN CALLES DE LA CIUDAD


Esta nueva situación implica más restricciones de tráfico, como la limitación de la velocidad en todas las vías de circulación que se ubican en la ciudad, de modo que las que están limitadas a 120 kilómetros por hora pasarán a estarlo a 100 km/h; las que tienen limitación a 100 km/h bajarán a 70 km/h y las que están limitadas a 70 km/h o a 80 km/h se reducen a 50 km/h.

 

Fuentes de la Concejalía de Seguridad y Movilidad han añadido que también se reducirán los límites de 50 km/h a 30 km/h en la gran mayoría de vías de la ciudad, mientras que María Sánchez ha apuntado que esa reducción se aplica a las vías "adyacentes" al centro.

 

También se establece la gratuidad de los billetes de autobús durante toda la jornada debido a la situación de contaminación atmosférica y con el objetivo de facilitar los desplazamientos de los ciudadanos que no utilicen el vehículo privado. Además, se reforzarán las líneas más importantes para maximizar la capacidad de transporte.

 

Además, se mantiene la restricción completa del tráfico en el interior de la zona definida para la situación 2 en el casco histórico, con la excepción de transporte colectivo y escolar, bicicletas, vehículos de personas con discapacidad o movilidad reducida, los que cuenten con distintivos ECO o 'cero emisiones'; servicios de emergencias y servicios funerarios, así como los residentes.

 

No podrán acceder ni los ciclomotores ni motocicletas, ni los usuarios de los estacionamientos subterráneos de rotación con accesos ubicados en el interior del perímetro restringido. Se intensificarán las medidas informativas para dar a conocer la situación y los horarios de cierre.

 

La medida de restricción de tráfico se considera "inevitable", dado que el Ayuntamiento considera que la fuente principal de esta contaminación son las emisiones originadas en los motores de combustión de los automóviles, sobre todo los que utilizan diésel.

 

Según las mismas fuentes, los niveles de contaminación son más bajos en las estaciones de medición en las horas de menor intensidad de tráfico, por lo que "sólo limitando la circulación de vehículos se puede controlar este episodio de polución".

 

El cierre en el centro histórico, insisten, es "una medida que disuade a conductores de todas las zonas de Valladolid de utilizar el vehículo privado y por ello es beneficioso para el conjunto de la ciudad".

Noticias relacionadas