Los concejales del PSOE de Renedo denuncian ser los únicos a los que no se les ha hecho prueba PCR

Dos de las ediles socialistas junto al portavoz del PSOE en Diputación. TRIBUNA

En el último pleno ordinario celebrado, la alcaldesa y también diputada, Raquel González Caballero, confesó que fue un olvido y que cometió un error.

El Grupo Municipal Socialista en Renedo de Esgueva acusa al equipo de gobierno del municipio de haberles negado las pruebas contra el Covid-19, algo que ha admitido la alcaldesa y diputada, Raquel González, en el último pleno celebrado en la localidad. “Ya es tarde. Ha sido una irresponsabilidad y una actitud de mala fe”, dice la portavoz socialista Sonia Cardaba.

 

Todo parte de un ofrecimiento de la Diputación de Valladolid que, en contacto con un laboratorio, puso en conocimiento de los trabajadores de la Institución Provincial y los ayuntamientos la posibilidad de hacerse las pruebas allí.

 

En esta ocasión, el consistorio dirigido por Raquel González informó a todos los trabajadores y a los concejales que conforman el equipo de gobierno formado por PP, Ciudadanos y Vox, “pero no a los
cuatro que componemos el Grupo Socialista”
, explica Cardaba. Además, continúa la portavoz “la gestión y el contacto los hizo la Diputación pero el pago debía hacerlo cada paciente; en este caso, las ha pagado el Ayuntamiento, lo que supone un claro agravio hacia nuestro grupo político y peor aún, hacia todo el pueblo de Renedo de Esgueva”.

 

Pleno “lleno de indefiniciones

 

Además de este punto, el pleno lo compusieron otros puntos en una sesión que desde el Grupo Municipal Socialista definen como “el pleno del estupor y el asombro, lleno de indefiniciones”. Para el resto de temas expuestos, muchos de ellos relacionados con los presupuestos, hubo “respuestas dubitativas, desconocimiento de gastos, pagos y devoluciones, incluso de la deuda actual del Ayuntamiento”, lamenta la portavoz Sonia Cardaba.