Los concejales de Valladolid Toma la Palabra donan 67.084 euros de sus sueldos

Han ido a parar a proyectos sociales, a los propios partidos o sufragar el sueldo de un trabajador del grupo municipal en el Ayuntamiento.

Los cargos públicos del Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra han donado 67.084 euros de sus sueldos en el Ayuntamiento para el periodo comprendido entre el 1 de junio de 2015, a principio de legislatura, y el 20 de septiembre de 2016, en los últimos datos registrados. Desde la entrada al Consistorio la postura ha sido clara en este sentido: "la de proponer la rebaja de las remuneraciones de todos los cargos con dedicación exclusiva, y de hecho nuestros propios concejales predican con el ejemplo en este sentido".
 

La portavoz María Sánchez donó 7.100 euros entre los meses de marzo, abril, mayo, junio, con paga extra incluida, mientras que para el periodo comprendido de julio, agosto y septiembre fueron 3.760 euros los donados. Alberto Bustos, por su parte, donó 6.234 entre las pagas de diciembre, la extra de Navidad, enero y febrero, de manera que ambos cobran al mes tres veces el Salario Mínimo Interprofesional. Por su parte Manuel Saravia percibe un salario inferior al de su puesto como profesor titular de Universidad, mientras que Rosalba Fonteriz, sin dedicación exclusiva, un máximo de 2.750 euros al año.
 

"Desde Valladolid Toma la Palabra siempre hemos propuesto diálogo y consenso en torno a la bajada de salarios y hemos defendido en la Ponencia para la reforma del Reglamento Orgánico un 25%, votando en el resto de ocasiones de manera coherente: a favor de la suspensión de la aplicación del punto 7.2. (este año y el anterior) y a favor de un decrecimiento homogéneo de todos los salarios con dedicación exclusiva", explican en un comunicado.
 

"Seguimos pidiendo un acuerdo en el seno de la ponencia y recientemente hemos solicitado la reapertura del debate del Reglamento Orgánico para tratar de nuevo este tema, para tratar junto a otros de transparencia y participación de la ciudadanía".

Cabe destacar en este sentido que estos más de 67.000 euros se han visto traducidos por el momento en donaciones a proyectos sociales, a organizaciones benéficas, en donaciones a los dos partidos que forman la coalición (repartido entre Izquierda Unida y Equo) o en la contratación de un trabajador, "con lo que se promueve la creación de empleo directo".
 

Por último, y siempre tal y "como recoge nuestro Código Ético, la asamblea de Valladolid Toma la Palabra aprueba cada año un informe económico elaborado por la Comisión de Economía y Finanzas, la cual fiscaliza las donaciones y se asegura de que se han realizado".