Los comercios de Valladolid adelantan las rebajas de enero un año más

Rebajas de enero de 2019 en Valladolid. CRISTINA ALONSO.
Ver album

Dejan atrás el tradicional inicio del 7 de enero debido al desarrollo de las tiendas online, que agrava la situación de los establecimientos locales.

Con el fin de las Navidades llega el periodo de las, queridas por unos y odiadas por otros, rebajas de enero. Esta tradición española tenía por costumbre comenzar el 7 de enero, pero desde hace unos años la fecha inicial se ha adelantado a los primeros días del año y, en algunos establecimientos, a los últimos días del mes de diciembre.


La Calle Santiago ya se ha llenado de carteles gigantes con mensajes de “rebajas”, “hasta -70%” y de gente que aprovecha estos descuentos para comprar los últimos regalos de Navidad. Las tiendas, que ya llevaban varias semanas repletas de gente y con colas eternas en las cajas, se empiezan a llenar más durante estos días y el día 7 será el culmen con el inicio oficial de la época de rebajas, que seguirá hasta finales de febrero.


Desde el año 2012, la temporada de rebajas se liberalizó, para dar independencia a los comercios de iniciar y finalizar este periodo a su gusto, en función de sus necesidades. Por ello, muchos de los establecimientos se encuentran en rebajas desde los primeros días de enero y otros, incluso, desde finales de diciembre.


En detrimento de los pequeños comercios influyen, principalmente, las rebajas de las tiendas online, que ofrecen campañas de descuentos en varias épocas del año. Luis del Hoyo, secretario general de AVADECO, relata la situación actual de las ventas por internet que “favorece a las grandes cadenas y a las multinacionales”.


El Black Friday también ha propiciado este adelanto en las fechas de las rebajas de enero, según nos ha contado Luis del Hoyo, secretario general de AVADECO. “El Black Friday  ha roto las temporadas comerciales, pues lo que es una promoción de uno o dos días se ha convertido  en muchos casos en 8, 10 ó 15 días”, confiesa del Hoyo. De todas formas, este viernes negro “no afectará a las rebajas de enero”, según el presidente de FEVOSCA, Javier Labarga, sino que “será complementario”.


Respecto a las consecuencias del anticipo de las rebajas, tanto del Hoyo como Labarga están de acuerdo en que “no es positivo” para los establecimientos comerciales independientes ya que solo beneficia a “las grandes cadenas”. Además, con este cambio, Labarga afirma que el consumidor se “desconcierta.


Luis del Hoyo explica que el comercio actual vive “un periodo de cambio” del cual no se conoce el futuro, pero las consecuencias para el comercio local no son buenas. “Lo vemos en las calles con las tiendas que cierran. Mientras el comerciante local tiene que pagar rentas, trabajadores, impuestos, algunas cadenas o multinacionales, apenas lo hacen y así es difícil competir”, manifiesta el secretario general de AVADECO.


Debido a esta mala situación para los comercios locales, las asociaciones de comerciantes, han reclamado durante los últimos años “poner de forma regular las rebajas, tanto de invierno como de verano”, en beneficio de los pequeños comercios.


La campaña navideña otorga más del 20% de los beneficios anuales a las tiendas y, a pesar de que el balance está sin cerrar, FECOSVA espera que el resultado final de las rebajas “sea mejor” en comparación con años anteriores. Por su parte, del Hoyo, nos ha asegurado que el resultado hasta ahora ha sido “ligeramente mejor que el de años anteriores”. Esto ha sido, en gran medida, gracias a la situación climática porque, a pesar de que hemos tenido frío, la falta de lluvias ha colaborado con el comercio de calle.