Los colegios empiezan las clases con un 20% más de profesores que tienen que ejercer como interinos

Isabel Madruga, del área de Educación del sindicato CSIF. Foto: EP

CSI-F cree que es el momento de la negociación para llegar a las 5.000 plazas que cree necesarias en la Educación de Castilla y León.

El sindicato CSIF ha reclamado a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España que "es el momento de la negociación" para alcanzar un total de 5.000 plazas de docentes que considera necesarias para reducir la tasa de interinidad en las convocatorias de empleo público después de "un lustro" en el que las cifras han estado condicionadas por los recortes. La presidenta del sector de Educación de CSIF en Castilla y León, Isabel Madruga, ha ofrecido una rueda de prensa este lunes para analizar la situación del profesorado en el inicio del nuevo curso escolar --por el momento en Infantil, Primaria, Educación Especial y 1º y 2º de ESO impartidos en colegios públicos--.

 

La representante sindical ha lamentado que al inicio de este curso 2017-2018 el número de vacantes adjudicadas a profesores interinos en la Educación pública de Castilla y León ha vuelto a ascender, al pasar de 4.538 el pasado año a 5.463 actualmente, un 20,4 por ciento más. En el caso de los maestros de Primaria se ha producido un aumento de 212 vacantes de interinos adjudicadas, para este nuevo curso 2017-2018, es decir, un 12,5% más, al pasarse de las 1.477 vacantes del curso pasado a 1.689.

 

Mientras tanto, entre los profesores de Secundaria, el número de vacantes de interinos adjudicadas ha aumentado en 713 (un 19% más), pasando de las 3.061 vacantes adjudicadas del curso 2016-2017 a las 3.774 de este nuevo curso 2017-2018. Pero Madruga ha advertido de que, si se toma como referencia el curso en el que se iniciaron los recortes, 2011- 2012, en términos de crecimiento, se han adjudicado desde esos cursos un 25% más de vacantes totales con respecto a este curso 2017-2018, con un total del 33% de vacantes más en Secundaria y Otros Cuerpos y un 9% más de vacantes de Primaria.

 

Aunque CSIF valora "el ligero aumento de las vacantes de interinidad adjudicadas, porque eso significa que habrá más docentes el nuevo curso", han reprochado que este dato también evidencia "una mayor inestabilidad y precariedad laboral en el profesorado, que influye negativamente en la planificación y en la organización de los centros".

 

Por ello, CSI-F ha vuelto a reclamar a la Junta la necesidad de reducir la tasa de interinidad del profesorado, que se mantiene en torno al 21 por ciento, según los datos del sindicato independiente, por lo que consideran que es "el momento de la negociación real" con los docentes después de un lustro en el que las ofertas de empleo público han estado limitadas por los recortes. Madruga ha recalcado que harían falta unas 5.000 plazas de docentes para que se cumpla el compromiso de rebajar la tasa de interinidad al 8 por ciento, por lo que ha instado al Gobierno central y a la Junta a llevar a cabo una "negociación real" y a poner en marcha los acuerdos ya firmados en ámbito nacional y autonómico, en los que CSIF ha recordado que tiene representatividad.

 

"Si contamos con 5.500 vacantes, de las cuales 3.718 son a jornada completa, a lo que habría que sumar la tasa de reposición, unas 800 jubilaciones que se producen más o menos por año, el mínimo de plazas que necesita nuestra Comunidad es de cerca de 5.000", ha explicado

 

CSIF ha lamentado que "parece olvidado ya el acuerdo firmado en mayo de 2006 con la Junta, en la que se fijó un 5% de interinidad del profesorado", y ha recordado que el paso de interino a funcionario con plaza "no supone apenas costes para la administración, y sí da una mejor calidad educativa, porque se facilita la estabilidad y el trabajo curricular en los centros. Isabel Madruga ha insistido en "la urgencia de volver a hacer políticas que aborden las necesidades reales de profesorado, y de medios que tiene la educación en nuestra Comunidad", al tiempo que ha denunciado "la mala gestión de los dineros públicos, al pagar una red concertada sobredimensionada que nos cuesta mucho dinero, mientras a la vez da la sensación que se está recortando la pública".

 

Otras reivindicaciones para esa hipotética negociación son la subida salarial; la recuperación de las 35 horas para todos los empleados públicos; la bajada de horas lectivas a 17 periodos lectivos en Secundaria y Otros Cuerpos y a 24 en el Cuerpo de Maestros; mejorar la estabilidad de las plantillas; reducir la ratio máxima de alumnos por aula, y la flexibilización de la mínima; incrementar la atención individualizada al alumnado; apostar por la atención a la diversidad; reducción de la burocracia en los centros; o la recuperación del 100% de las retribuciones en situaciones de Incapacidad Temporal.

 

Asimismo, Madruga ha reivindicado alejar la educación pública "de vaivenes políticos", por lo que CSIF ha vuelto a reclamar "que se agilice la tramitación del pacto educativo, y que blinde la educación frente a las posibles ocurrencias y estrategias de los políticos", ya que ha advertido de que se ha producido otra nueva "demora" en la tramitación parlamentaria de otros tres meses.