Los cines de Valladolid lo tienen claro contra el Covid: ¡Marchando un bol de palomitas y un refresco!
Cyl dots mini

Los cines de Valladolid lo tienen claro contra el Covid: ¡Marchando un bol de palomitas y un refresco!

Los cines de la ciudad y provincia, al igual que los del resto de la Comunidad, piden a la Junta que vuelva el consumo de alimentos en las salas, cortado actualmente como medida anticovid.

Los cines de Valladolid han pedido al Gobierno regional que vuelva a permitirse el consumo de alimentos en las salas ya que son una actividad cultural segura. Además consideran que el consumo de alimentos en el interior de la hostelería frente a la prohibición de la misma acción en el interior de los cines supone un agravio comparativo. “Forma parte de la ceremonia de ir al cine”, explican desde el vallisoletano Cines Broadway.

 

Creamos que es muy necesario que vuelvan los alimentos a las salas de cine, porque si en un restaurante o en un bares ya se puede consumir, en una sala, donde todo el mundo está sentado con separación y la gente no articula palabra porque está en silencio, no vemos ningún problema”, comentan desde Cines Avenida de Pedrajas de San Esteban.  

 

“Curiosamente en el tren o en el avión hay una separación de cinco centímetros entre pasajeros que van comiendo y bebiendo y ahí no se prohíbe, pero en los cines sí”, reflexionan desde Cines Broadway. “No hay ninguna razón física que diga que por comer palomitas estamos contagiando a la persona que tenemos a dos metros”, añaden.

 

Y es que desde que comenzó la pandemia no se ha detectado ni un solo brote procedente de una sala de cine, un sector que ha demostrado su compromiso con la seguridad de los espectadores, al igual que muchos otros dentro del ámbito de la cultura, aplicando un estricto protocolo de medidas de seguridad e higiene desde el primer día de apertura, hace ya casi un año.

 

Actualmente tenemos la entrada independiente de la salida, desinfectamos las salas entre sesiones, además de usar un equipo de ionización por las noches y ofrecemos gel hidroalcoholico a la entrada”, explican Cines Avenida. “Estamos con un 75% del aforo que no es verdad porque cuando compras una entrada se bloquea todo lo que tienes alrededor y calculamos que estaremos en un 55% del aforo”, comenta el gerente de Cines Broadway.

 

En el Cine Avenida van un paso más allá y toman medidas extra para garantizar la seguridad de sus espectadores. La ley obliga a dejar un asiento libre entre cada persona, pero en sus salas dejan dos y una fila libre a mayores. “Tomamos más medidas de las necesaria y de las que nos piden”, argumentan.

 

No obstante, desde diciembre las salas de cine de Valladolid se han visto privadas de la venta de alimentos, lo que es vital para la supervivencia de las empresas, por lo que tras más de seis meses de prohibición el sector solicita que se vuelva a permitir el consumo en salas ante un escenario con una vacunación al alza y una tasa de contagios a la baja.

 

Situación del sector cinematográfico

Actualmente el sector de la industria cinematográfica se encuentra muy afectado por la crisis de la Covid-19. “En nuestros cine hemos tenidos unas perdidas grandísimas, estamos trabajando un 30% de lo que se estaba trabajando”, manifiestan Cines Avenida.

 

Y es que según comentan las grandes productoras de cine están esperando a estrenar las películas cuando la situación sanitaria mejore, con lo cual no hay títulos atractivos para el público. “Es el pez que se muerde la cola porque si no hay espectadores no hay estrenos, y si no hay estrenos no viene la gente a los cines”, expresan. “Nosotros cada semana estrenamos muchas películas de autor pero son de público reducido”, aclaran en Cines Broadway.

 

Todo ello ha repercutido en las salas de cine que se encuentran sobreviviendo con el poco volumen de espectadores que reciben. “Ahora estamos con una media de espectadores por sesión de en torno a quince personas y antes un 70% más, unas cuarenta y cinco de media”, añaden desde Cines Avenida. “Tenemos muy pocos espectadores por la reducción de aforo, tenemos una capacidad de entre 40 o 60 espectadores por sala, pero no se llega a llenar”, dicen desde Cines Broadway.

 

De mantenerse la prohibición de consumir alimentos en el interior, afectaría notablemente a la actividad del cine, ya muy golpeada por la crisis de la pandemia, poniendo en riesgo la supervivencia de las empresas y los puestos de trabajo que dependen del sector. “No entiendo porque a los gobernantes históricamente les da tanto miedo la cultura, porque es necesaria y hemos podido sobrellevar esta pandemia gracias a ella¸ es algo sano que nos beneficia y nos relaja de toda la presión que vivimos ahora”, concluyen en Cines Broadway.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: