Cyl dots mini

Los centros deportivos en Valladolid reivindican su trabajo ante la obligación de cerrar

Al grito de '¡El deporte es salud!', '¡No al cierre de los gimnasios!' y '¡No somos ocio, somos salud!' y ataviados con material deportivo, han recordado que la incidencia del virus en la actividad deportiva --según los propios datos del Ministerio de Sanidad-- es del 0,28 por ciento.

Alrededor de 300 personas --según fuentes de la propia organización-- se han manifestado este viernes, 6 de noviembre, a las puertas de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, en el barrio vallisoletano de Covaresa, para rechazar el cierre de centros deportivos y reivindicar que el sector del deporte está actuando de forma "modélica, con responsabilidad y garantías".

 

Al grito de '¡El deporte es salud!', '¡No al cierre de los gimnasios!' y '¡No somos ocio, somos salud!' y ataviados con material deportivo, centenares de dueños, responsables, trabajadores y usuarios de centros deportivos han recordado que la incidencia del virus en la actividad deportiva --según los propios datos del Ministerio de Sanidad-- es del 0,28 por ciento

 

En lo que han descrito como un día "triste", los defensores de la reapertura de gimnasios han asegurado debatirse "entre la impotencia y la rabia" ante la "injusticia" de ver que, de nuevo, les obligan a cerrar, a su juicio, "sin justificación, sin argumentos, sin consultas, sin razón".

 

"Todos nosotros llevamos el deporte en nuestro AND y hoy sentimos en nuestra piel la injusticia de una decisión política que no atiende a criterios sanitarios y que tira contra una pared todo el esfuerzo que hemos hecho en estos últimos meses", ha lamentado los manifestantes durante la lectura del manifiesto.

 

"Hemos vencido al miedo aportando seguridad. Hemos acatado con responsabilidad y eficacia todas y cada una de las normas que nos han impuesto desde el inicio de la pandemia. Hemos sobrevivido con aforos al 50%, con prohibiciones impuestas, razonables o no, con vaivenes entre lo permitido y lo restringido, con una locura de cambios constantes... Pero sobre todo, hemos hecho nuestro trabajo guiando, enseñando, animando, ayudando a nuestros socios, alumnos, amigos, cuidando de ellos y de su salud", han agregado.

 

Porque, según han insistido, los centros deportivos "no son ocio, sino salud" y "ahora que la salud --tanto física como mental-- es más importante que nunca", han lamentado volver a tener que echar el cierre.