Los capitanes del Real Valladolid piden tranquilidad: “Con el mismo sistema, hace mes y medio éramos el Manchester City”

Borja, Moyano, Deivid y Míchel, durante la rueda de prensa. SERGIO SANZ

Moyano, Borja, Deivid y Míchel comparecieron en sala de prensa para tratar de explicar la situación que atraviesa el equipo blanquivioleta, en una iniciativa de la directiva.

En una sala de prensa fría, como el ambiente en la plantilla del Real Valladolid, los capitanes del primer equipo dieron la cara tras la tercera derrota consecutiva, cosechada el pasado sábado en Albacete. Menos de 24 horas después, y tras el entrenamiento matutino, Moyano, Borja, Deivid y Míchel comparecieron para “pedir tranquilidad a la afición, en una iniciativa de la directiva.

 

Desde el primer momento, Moyano cogió las riendas de la comparecencia y aclaró que no estaba “encarrilada a temas tácticos, de jugadores…”, sino que era para explicar “la situación actual de la plantilla”. El jienense repitió en varias ocasiones que “para nada es una situación límite” y aseguró que “el compromiso y la implicación son máximos” para recuperar la confianza a base de trabajo”.

 

“Es un momento difícil y duro. Jugadores, entrenador y directiva estamos capacitados para sacar esta situación adelante y estar donde queremos, que es arriba. Desde mi experiencia, la mejor manera de salir, es estar unidos. Queremos pedir tranquilidad, aunque sabemos que es difícil pedir algo a una afición que viene dañada de los últimos años”, señaló el lateral.

 

Por último, comentó que conoce a la afición y que se encuentra con ganas de que el equipo le dé y el sábado saldremos a darles porque está deseosa de ver bien a su equipo”.

 

Mientras, Borja, otro de los pesos pesados del Pucela, aseguró que dentro están intentando “que esto cambie”. “Unos con más peso y otros con menos”, apuntó. El centrocampista fue preguntado por la situación con el entrenador y por el estado en el que se encuentra: Luis César es el que más está tirando de nosotros. Esta mañana entró en el vestuario a decirnos que tenemos que tirar para arriba”.

 

Descartó que este sea el peor momento que ha vivido en el Real Valladolid, ya que para él fue “hace dos temporadas”. “Por el momento que vivimos y por lo que había aquí dentro”, apuntó. Ahora apuesta por pensar en el día a día, en vez de en mayo”. “Hay mucho tiempo para hacer las cosas bien”, dijo.

 

A raíz de ello, Deivid se mostró contundente y defendió al equipo y al cuerpo técnico. “Con el mismo sistema hace mes y medio éramos el Manchester City. Trabajamos muchísimo, lo ponemos todo en cada entrenamiento. El cuerpo técnico está todas las tardes trabajando. Estamos convencidos de que así vamos a volver a la senda de la victoria”, señaló.

 

La preocupación fue otra de las palabras repetidas, porque los capitanes aseguraron no tener una venda. “El equipo está fastidiado por la situación y tratará de volver”, afirmó Borja. Mientras, Deivid reconoció que el momento que atraviesan “es para estar preocupados”. Además, este admitió que “el objetivo sigue siendo el mismo, mirar para arriba y aseguró que tienen “todos los mimbres para sacar esto adelante”.

 

Todo ello en una rueda de prensa organizada en poco tiempo y cuya convocatoria fue anunciada pasadas las 00:00 horas de este domingo. Las críticas al equipo propiciaron una comparecencia en la que Moyano, Borja y Deivid explicaron la situación ante la presencia de Míchel, quien con cara de pocos amigos no pronunció ni una palabra, a pesar de compartir la mesa.

 

Borja dejó una pequeña crítica por el motivo real de la comparecencia: los ‘palos’ que el club recibió en sus redes sociales por parte de los aficionados. “Últimamente está montado así. Para mí, se hace mucho caso a las redes sociales. “Pedimos un poco de fe porque se ha demostrado que podemos hacerlo mejor”, sentenció el gallego.

Noticias relacionadas