Los Bomberos se ven obligados a sofocar seis incendios de pelusas provocados en menos de un día

Además, han tenido que intervenir en otros tres fuegos originados en contenedores.

La llegada de la primavera conlleva la aparición de las pelusas, y con ellas, también surge la idea de alguno de quemarlas. Al ser organismos muy inflamables, el fuego se propaga rápidamente, y muchas veces se descontrola.

 

En las pasadas horas, los Bomberos de Valladolid han tenido que intervenir en hasta seis fuegos de este tipo, lógicamente provocados. Cuatro de esas actuaciones han tenido lugar en la zona de la Avenida Gijón, donde, a veces, grupos de jóvenes se reúnen a beber.

 

También ha sido necesaria su presencia para apagar dos pequeños incendios más de estas características en la Avenida Real Valladolid y en la calle Valle de Arán.

 

Por otro lado, tres contenedores han ardido en las últimas horas en Valladolid, en las calles Galatea, Monasterio de Santa Isabel y Mieses. Nuevamente ha sido precisa la intervención del cuerpo de Bomberos de Valladolid.