Cyl dots mini

Los Bomberos de Valladolid alertan del incremento de las caídas que sufren las personas mayores

Luis Vélez y Javier Reinosa presentan la Memoria 2018. M. MOYANO

Según los datos recogidos en la Memoria del Servicio del ejercicio 2018, los salvamentos de socorro a las víctimas han aumentado un 118,5% respecto al año anterior.

Las intervenciones de los Bomberos de Valladolid han aumentado un 5% en 2018 respecto al año anterior, pasando de 2.898 a 3.043. El director del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil, Javier Reinoso, ha expresado que el incremento se debe principalmente a las labores de salvamento, que representan un 45,4% del total (1.382) de las intervenciones y ha crecido en 284, un 25,8% más que el pasado año.

 

Comparando los tipos de salvamentos realizados con los datos del año pasado, destaca el incremento producido en el socorro a víctimas con 96 intervenciones más que en 2017, un aumento del 118,5%; sobre todo, las caídas producidas al mismo nivel, con 49 más (59 en 2018), que, según ha indicado Reinoso, es un claro síntoma del envejecimiento de la población.

 

Los riesgos de la naturaleza se han saldado con 29 intervenciones más respecto al año anterior, un incremento del 152,6%, destacando las relacionadas con lluvias, con 18 más que el curso pasado. Además, la atención a animales ha aumentado un 249,4%, con 290 intervenciones; sobre todo, en la neutralización de animales vivos, con 131 más que en 2017.

 

Estos último datos están ligado a las condiciones meteorológicas lluviosas del año 2018, que según Reinosa propiciaron un incremento de la fauna y un mayor riesgo natural, a pesar de que la presencia de una vegetación más verde ha logrado disminuir los incendios naturales un 29,6% respecto al año pasado, con un total de 763.

 

Pese a ello, los datos regidos en la Memoria del Servicio de Bomberos del ejercicio 2018 reflejan 227 incendios que afectan al mobiliario urbano: contenedores de papel, de basura, de obra, etc., en su mayoría originados por actos vandálicos, que han aumentado un 30,4% con respecto al año pasado.

 

Reinosa también ha querido alertar a la población del problema de las falsas alarmas que representan el 4,3 % de las intervenciones totales y han aumentado en 44, un 49,4% con respecto al pasado año. El director de los Bomberos ha expresado que este tipo de llamadas perjudican la labor del servicio y suponen un riesgo para el resto de los conductores, al tener que acudir a los lugares a grandes velocidades.

 

Asimismo, Reinosa ha hecho un llamamiento a la importancia de implantar en todos los edificios un detector de humor, porque “salva vidas”, y a la ayuda que puedan facilitar las personas mayores que viven solas, como disponer de un servicio de teleasistencia o no dejar la llave en la cerradura para que los bomberos puedan acceder al interior.

 

La presentación de la Memoria contaba con la asistencia del concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, que ha hecho especial mención al apartado de las inversiones para sacar adelante numerosos proyectos y una renovación de equipamientos, vehículos o instalaciones. Vélez ha destacado la construcción y mejora de los embarcaderos para su uso en emergencia en el río Pisuerga, la adecuación de una parcela en El Rebollar, la acreditación en el manejo de desfibriladores y el suministro de una nueva autoescuela automática (por valor de 914.000 euros).

 

El Presupuesto del Servicio ascendió a 9.302.466, con un ligero incremento respecto al año anterior. La plantilla está compuesta por 152 funcionarios, de las cuales 134 pertenecen al personal operativo de intervención. La media de edad de los bomberos que componen la División Operativa de Intervención es de 42,7 años, reduciéndose en 6,4 años con respecto al año pasado. El tiempo medio de respuesta es el mismo de los últimos años: 7 minutos en las intervenciones dentro la ciudad y en 13 minutos en las realizadas en los pueblos del alfoz.