Los Bomberos, con esperanza de hallar con vida a uno de los obreros desaparecidos en el derrumbe de Madrid

Bomberos (Archivo)

El jefe de la guardia de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Rafael Ferrándiz, ha señalado también que mantienen la esperanza de encontrar con vida a uno de los obreros desaparecidos.

También ha explicado este mediodía que los bomberos trabajan ahora en retirar un muro anexo a la calle Viriato del edificio derruido ayer en la calle general Martínez Campos para "hacer una zona más estable y poder acceder al cono superior del escombro".


En una declaración a los medios a las 12.30 horas en la zona, Ferrándiz ha explicado que los bomberos llegan trabajando "constantemente" desde que se derrumbó el edificio, sin interrupción, con bombas y equipos que se van turnando y que la altura de los escombros es de unas tres plantas.

"Seguimos trabajando en las zonas marcadas por los perros, en la planta baja, en el interior y estamos trabajando en una operación muy delicada en la calle Viriato. Estamos retirando vigas que están en altura, que amenazan como cuchillos desde arriba. Ayer intentamos retirarlas pero hoy vamos a retirar ese muro para hacer una zona más estable y poder acceder al cono superior del escombro", ha detallado.

El jefe de Bomberos ha asegurado además que esta mañana "han avanzado mucho" en las labores de desescombro y todavía siguen con la esperanza de encontrar con vida a los dos obreros desaparecidos, "pero el trabajo es muy delicado y complicado". "En un momento dado tendremos que parar el desescombro porque tenemos un caseto en superior absolutamente inestable y trabajar debajo de el es un riesgo inasumible", ha advertido.

Ferrándiz ha recordado que han caído siete plantas del edificio en efecto dominó y que ahora el edificio del número 19 de la calle Martínez Campos solo está sujeto por los pórticos metálicos de abajo, presionados por la carga, que ayer los bomberos sujetaron y aseguraron. "Tenemos que quitar la parte de arriba del escombro con una cierta seguridad porque a ver si quitamos todo y caiga encima de los trabajadores", ha añadido.

Los especialistas también han logrado introducir una máquina en el interior de las dos zonas de escombros marcadas por los perros, pero la retirada de los cientos de kilos de cascotes sigue siendo manual. "La máquina hace una limpieza en una viga pero la sacamos una a una. Y miramos que la viga tenga un principio, un seguimiento y un fin para si hubiera un cuerpo, no dañarlo", ha explicado.

En la zona están trabajando ahora 50 bomberos constantemente, con unidades especializadas de desescombros, especialistas, jefes oficiales, "está todo muy controlado", ha dicho el jefe de guardia. Además, ha revelado que están actuando con el brazo extensible más grande de España, que es el del barrio del Pilar y con muchas grúas".

Sobre el trabajo de los perros policías expertos en Salvamento de personas, Ferrándiz ha explicado que para que actúen tienen que parar por un momento las labores de desescombro y entrar en absoluto silencio. Por último, ha dicho que han permitido entrar a los vecinos de los inmuebles aledaños para coger material y documentación, pero no se han podido quedar en sus viviendas.

Noticias relacionadas