Los bares y restaurantes de Valladolid ven "inviable" abrir al 30% de su capacidad a partir del 11 de mayo

Terraza en la Plaza Mayor de Valladolid. JUAN POSTIGO

La Asociación de Hostelería se ha pronunciado este miércoles respecto al plan de desescalada anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

La Asociación de Hostelería de Valladolid ha recibido con "auténtica sorpresa e indignación" los planes de desescalada planteados este martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para la apertura de establecimientos ya que consideran que los consideran un "desastre" para el sector.

 

A su juicio, en las condiciones que marca el Gobierno "no se podrá abrir ningún establecimiento de hostelería, hoy por hoy, al ser totalmente inviable mantener un negocio con un 30 por ciento del aforo sin un protocolo sanitario y sin unos ERTE flexibles que puedan garantizar el mantenimiento de las plantillas, así como ayudas directas a los autónomos en los primeros meses de reapertura".

 

Asimismo, los hosteleros vallisoletanos han criticado una "clara desinformación de las medidas sanitarias, vitales para la reapertura, y para garantizar la salud de trabajadores y clientes" y han reclamado "deshacer la incertidumbre" por saber cómo van a mantener a los trabajadores sin saber nada respecto a los ERTE.

 

"Tampoco llegamos a entender la situación en la que quedarán los establecimientos que ofrezcan comida para llevar estando inmersos en un ERTE. Desconocemos si para llevar a cabo esta medida se levantarán las condiciones de los mismos", han aseverado las mismas fuentes.

 

Por todo ello, la Asociación de Hostelería, "tal y como está la situación a día de hoy, y si no hay cambios en estos planteamientos", advierte de que no podrá abrir sus negocios.