Los ayuntamientos de la provincia recibirán una ayuda para luchar frente a los rebrotes

El palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid

El Fondo está presupuestado con 520.000 euros que van a financiar los servicios, proyectos y contrataciones laborales necesarias para prestar los servicios de proximidad de carácter domiciliario en los casos en que se da esta situación especial.

La Comisión de Hacienda, Personal y Promoción de la Diputación de Valladolid ha informado este miércoles la convocatoria extraordinaria destinada a los ayuntamientos y entidades locales menores de la provincia para que atiendan las necesidades derivadas por los rebrotes del COVID-19.

 

El Fondo está presupuestado con 520.000 euros que van a financiar los servicios, proyectos y contrataciones laborales necesarias para prestar los servicios de proximidad de carácter domiciliario en los casos en que se da esta situación especial.

 

El destino de estos fondos es la financiación de la ayuda a domicilio en todas sus modalidades, han informado a Europa Press fuentes de la institución provincial.

 

Tanto los dispositivos de atención a las personas sin hogar, la adquisición de equipos de protección individual, garantizar los ingresos suficientes a las familias, limpieza viaria y de edificios públicos y mobiliario urbano, y otras medidas de atención a personas vulnerables. Además, los fondos también van a fomentar el dinamismo económico de los municipios.

 

COMERCIO RURAL MÍNIMO

 

Por otra parte, la Comisión de Hacienda dio también de paso las ayudas al comercio rural mínimo a través de subvenciones a los ayuntamientos en municipios de menos de 400 habitantes. La última convocatoria se ha resuelto a favor de los municipios de Fombellida, Palazuelo de Vedija, Valbuena de Duero y Villacarralón que se incorporan a la actual red de comercios de la provincia.

 

En total 30.000 euros que se van a distribuir entre estos cuatro municipios que reúnen un total de 684 habitantes que podrán abastecerse en sus municipios sin necesidad de desplazamientos de productos de primera necesidad.

 

Las ayudas se destinan a la construcción y al acondicionamiento de los locales como apoyo de la institución al comercio rural mínimo, que persigue fomentar la creación de tiendas en municipios de menos de 400 habitantes.

 

De esta forma se conseguiría crear y mantener empleo mediante la comercialización de productos locales, mejorar el servicio prestado a la comunidad y a los turistas, y apoyar la fijación de la población rural.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: