Los años en los que la ciudad de Valladolid fue capital de España
Cyl dots mini

Los años en los que la ciudad de Valladolid fue capital de España

Imagen aérea del centro de la ciudad de Valladolid. JUAN POSTIGO

Todo apunta a que el traslado de la corte de Madrid a Valladolid fueron intereses personales del valido de Felipe III, el Duque de Lerma

Valladolid fue durante 5 años la ciudad más importante del Imperio Español. Fue durante el reinado del monarca Felipe III. El Duque de Lerma, valido del rey, movió hilos para traer la corte real de Madrid a Valladolid, convirtiéndose así la ciudad en la capital del reino entre 1601 y 1606.

 

El Duque de Lerma fue el encargado de trasladar la capital de la Corte a Valladolid, pero ¿con qué fin? El valido de Felipe III hizo una gran operación inmobiliaria en la ciudad, comprando muchas propiedades. Actualmente esto se conoce como especulación urbanística.

 

El enriquecimiento personal fue doble, ya que compró los terrenos en Valladolid a precios muy pequeños, que después aumentarían tras su traslado a Madrid, y mientras la ciudad era capital del reino, compró terrenos en Madrid aprovechando la bajada de los precios al no estar allí instalada la Corte. Cuando en 1606 se trasladó de nuevo la capital a la actual el Duque de Lerma se puede decir que hizo un negocio redondo.

 

Otro de los motivos que llevaron al Duque de Lerma a trasladar la capital a Valladolid fue el de controlar al monarca más de cerca sus feudos o señoríos, ya que se encontraba más cercano del pueblo de Lerma (Burgos). También chantajeaba a los comerciantes madrileños, que lo sobornaron para que devolviera a Madrid la Corte. Es decir, por puro interés personal, a espaldas del monarca Felipe III.

 

Los libros de historia dicen que el regreso de la corte a Madrid de Felipe III fue también por influencias del Duque de Lerma. El regreso estaba premeditado, ya que el Duque nunca dejó abandonada Madrid, eran intereses personales. Se puede decir que este era muy ambicioso y solo buscaba su bien común.

 

Siendo capital del Imperio, Valladolid recibió a muchos eruditos de la época como los escritores Góngora, Quevedo o Miguel de Cervantes, al famoso escultor Gregorio Fernández o al pintor flamenco Pedro Pablo Rubens. Esto dio mucha riqueza cultural a la ciudad que también tuvo un crecimiento económico y demográfico significativo ya que Valladolid pasó en apenas dos años de tener 30.000 habitantes a tener 70.0000.

 

En 1606 la capital se trasladó a Madrid lo que supuso un gran cambio para Valladolid. Se inició una época de cambio y decadencia, ya que esta no se recuperaría hasta ya bien entrado el siglo XIX. En 1646 Valladolid tenía 18.000 habitantes y no recuperaría los 70.000 hasta 1900.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: