Los alumnos podrán solicitar su plaza para estudiar Formación Profesional en Castilla y León del 1 al 8 de julio

Castilla y León mantiene una oferta de enseñanzas cercana a las 42.000 plazas de Formación Profesional distribuidas en 122 títulos.

La Junta de Castilla y León abrirá el plazo de solicitud de plaza de Formación Profesional del 1 al 8 de julio, para lo que ha implantado un sistema informático. De esta forma, las personas interesadas en estos estudios podrán cumplimentar online su solicitud de admisión a través de la aplicación disponible en la web de Formación Profesional del Portal de Educación del 1 al 8 de julio, dentro del periodo ordinario; y del 7 al 10 de septiembre, en el extraordinario. "La aplicación generará la solicitud para entregar de forma presencial solo en el centro educativo donde se desee obtener plaza en primer lugar, ya que la presentación de más de una solicitud provocará la inadmisión de las presentadas. En el documento se pueden indicar, por orden de preferencia, hasta siete ciclos formativos en diferentes centros, provincias o niveles. El modelo de solicitud también está a disposición de los interesados en los centros docentes, en las direcciones provinciales de Educación y en la sede electrónica de la Junta", apuntan desde la Administración regional.

 

Posteriormente, el 16 de julio se publicarán los listados provisionales del alumnado admitido y excluido en el tablón de anuncios de los centros y en su página web. Tras el periodo de reclamaciones -hasta el 20 de julio- se publicará el 23 de este mismo mes el listado definitivo. Del 23 al 29 de julio se abrirá el primer plazo de matriculación del alumnado de primer curso para, el 7 de septiembre, hacer públicas las vacantes de cara al periodo extraordinario. Hasta el 10 de este mes se podrán presentar de nuevo las solicitudes.

 

El número de alumnos de Formación Profesional en Castilla y León va en aumento, desde los 30.000 matriculados en la Comunidad en el curso 2008-2009, a los más de 41.700 del curso 2019-2020. De ellos, 4.500 alumnos cursan ciclos de Formación Profesional Básica, 20.100 Grado Medio y 17.100 Grado Superior, según los datos aportados por la Junta.

 

En el curso 2019-2020, Castilla y León ha contado con oferta de enseñanzas cercana a las 42.000 plazas de Formación Profesional distribuidas en 122 títulos, correspondientes a 22 familias profesionales: 18 de FP Básica; 40, de Grado Medio y 69, de Grado Superior. Además, se han ofertado 20 titulaciones de FP a distancia, correspondientes a nueve familias profesionales -cinco de Grado Medio y 15 de Grado Superior-. Un total de 193 centros educativos están impartiendo ciclos formativos, el 67 % de ellos pertenecientes a la red pública.

 

Para el próximo curso está previsto desarrollar en la Comunidad 16 nuevos ciclos de FP centrados en la industria 4.0, el sector sanitario y la comercialización de productos agroalimentarios. Entre ellos, destacan los ciclos formativos de grado superior de Fabricación de Productos Farmacéuticos, Biotecnológicos y Afines, en León y Valladolid, de Electromedicina Clínica en Valladolid y el ciclo formativo de grado medio en Comercialización de Productos Alimentarios en Segovia. Además, se iniciará la implantación de cursos de especialización.

 

También se han desarrollado en el pasado curso varios programas de Formación Profesional Dual: 131 proyectos con 410 alumnos participantes, de los cuales 18 cursan Formación Profesional Básica, 134 cursan un ciclo formativo de Grado Medio y 258 de Grado Superior. En este momento, tienen en marcha proyectos 53 centros educativos, de los cuales 14 son Centros Integrados de Formación Profesional. Así, las familias con mayor participación de alumnado son Transporte y Mantenimiento de Vehículos, Instalación y Mantenimiento y Electricidad y Electrónica. Finalmente, el número de empresas ubicadas en Castilla y León que han colaborado en el desarrollo de estos proyectos ha sido de 238.

 

Alto grado de inserción

 

El último estudio disponible, del curso 2017-2018, establece que más del 83 % de los estudiantes que acceden al mercado profesional están trabajando un año después de finalizar sus estudios. La FP Básica es la que mayor porcentaje de inserción laboral alcanza, superando el 85%, una cifra que desciende ligeramente al 82% en los estudios de Grado Medio y al 80% en el Grado Superior.

 

Por familias, la mayor tasa de inserción, 92%, está entre los estudiantes que terminan Electricidad y Electrónica. Junto a ella, otras cuatro titulaciones alcanzan una cifra en torno al 90% -Transporte y Mantenimiento de Vehículos, Instalación y mantenimiento, Fabricación Mecánica y Hostelería y Turismo-.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: