Los alumnos de Valladolid vuelven a los institutos con mascarillas, gel y entradas escalonadas

Entrada del Instituto Núñez de Arce, en Valladolid. CÉSAR R. CABRILLO

El curso escolar ha comenzado bajo un protocolo covid que hay que cumplir, tanto docentes como alumnado.

Da comienzo el curso más atípico de la historia. Mascarillas, gel hidroalcohólico, pasillos de ida y vuelta, una entrada y una salida estipuladas. Hasta un aula apodada ‘Sala Covid’. Estas son algunas de las medidas con las que se han encontrado hoy los alumnos de la ESO y Bachillerato a su regreso a las aulas de Valladolid.

 

Tras medio año sin volver, más meses de lo común por el estado de alarma, los alumnos tenían ganas de reencontrarse pero sólo se podrían saludar con los codos. ¿Y lo han cumplido? Cabe recordar que para mantener la distancia social y el aforo en las clases, algunos Institutos han aprobado por primera vez ofrecer la misma docencia en horario de tarde, por lo que algunos alumnos tendrán que acostumbrarse a esto también.

 

Para vigilar que se cumplen las medidas de seguridad pertinentes, con la distancia social que esto requiere, la Policía Nacional y la Guardia Civil llevarán a cabo una colaboración en la que se realizarán dispositivos conjuntos para la concienciación de los jóvenes ante esta nueva situación.

 

Desde la jefatura de estudios del Instituto Núñez de Arce, frente al parque del Poniente, se asegura que están llevando a cabo entradas escalonadas, al igual que para el recreo y que en los patios reservados para primero y segundo de la ESO no podrán estar más de cinco alumnos por grupo.

 

En la misma línea Sonia González, secretaria del Juan de Juni, alega que se tienen “tres puertas y ha sido una entrada normalizada”. Al acceder, en cada puerta había un conserje más una persona del grupo COVID, con el que cuentan en este instituto, para vigilar la limpieza de manos y zapatos así como para la medición de temperatura.

 

En este centro los recreos los hacen de manera escalonada, bajando cada curso cada cinco minutos, además, los alumnos que vengan desde un pueblo, podrán salir cinco minutos antes a los demás para coger el autobús sin aglomeraciones. ¿Habrá rebrotes? ¿Se seguirán las medidas adecuadamente? Solo el tiempo dirá, pero el pistoletazo de salida ya se ha dado en Valladolid.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: