Los alimentos 0% en materia grasa y su 'cara B'

¿Son saludables los productos 0% materia grasa?¿Qué se enmascara detrás de estos?¿Llevan más azúcar? ¿Hay que evitar su ingesta?¿Nos engañan desde la industria alimentaria? 

Así, el término 0% en materia grasa hace referencia al nulo contenido en grasa pero, por ejemplo, no hace referencia al contenido en azúcar. "Por ejemplo, una pieza de fruta podría ser considerada un alimento con 0% de materia grasa ya que en su composición hay agua, hidratos de carbono, vitaminas y oligoelemento. Por el contrario, el aceite de oliva nunca podría ser 0% en grasa porque se trata de un alimento que contiene grasa y algunos micronutrientes, a pesar de que su composición en grasa haya demostrado ser la más saludable", subraya, la jefa de la sección de Endocrinología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Madrid), la doctora Julia Álvarez.

 

En este sentido, la experta subraya que los alimentos procesados y etiquetados como 0% en materia grasa pueden inducir a error al consumidor si se considera que están libres de azúcares. "La grasa y las proteínas son los macronutrientes que hacen más palatables los alimentos. Por eso, al retirar la grasa en los alimentos puede ponerse en peligro la palatabilidad de los mismos y, en ocasiones, la industria alimentaria busca alternativas a esa palatabilidad modificando el aporte  de otros nutrientes como el azúcar", agrega.

 

Por todo ello, Álvarez destaca que siempre "es imprescindible" revisar siempre el etiquetado de los productos que vamos a consumir y comprobar su nivel de azúcares, por ejemplo.

 

Eso sí, la endocrinóloga recuerda que los alimentos con contenido graso son más calóricos. "Hay que considerar que 1 gramo de grasa produce 9 kilocalorías, mientras que1 gramo de azúcar produce 4 kilocalorías. Por esto, se suele aconsejar restringir la ingesta de grasa al mínimo que nos permitan aportar los ácidos grasos esenciales y las vitaminas liposolubles", señala.

 

CUANDO SE PUEDEN CONSUMIR

 

No obstante, resalta que la grasa que se recomienda tomar es la grasa monoinsaturada, aquella que se encuentra en el aceite de oliva, especialmente en el oliva virgen, por contener además otras sustancias de especial interés nutricional. 

 

Según indica, otro grupo de pacientes que se pueden beneficiar de la ingesta de alimentos con 0% de grasa y sin tener adicionados azúcares son los pacientes con patología biliopancreática, aquellos en los que la ingesta de grasas desencadena disfunción de la vesícula y vía biliar, o alteración de la función del páncreas. "En cualquier caso, como hemos recomendado anteriormente, es fundamental leer e interpretar adecuadamente el etiquetado nutricional", sentencia.