Los alcaldes de municipios Conjuntos Históricos piden en Rioseco más ayuda a la administración

Alcaldes, concejales y participantes en el Encuentro de Conjuntos Históricos.

Doce localidades celebran un encuentro que conluirá este viernes con la creación de la Red de Conjuntos Históricos de Castilla y León.

Que una localidad disponga de un amplio y rico patrimonio no debe convertirse en un problema, sino en una oportunidad. Esto es lo que piensan la mayor parte de los alcaldes que participan estos días en el I Encuentro de Conjuntos Históricos de Castilla y León celebrado en Rioseco. No obstante, regidores y concejales de estas poblaciones también coinciden en señalar que las instituciones supramunicipales deberían apoyar económicamente a estas ciudades que, a menudo, se las ven y se las desean para mantener en pie el ingente patrimonio histórico y artístico.

 

Y es que los conjuntos históricos no solo son iglesias, castillos o palacios. También lo son por su caserío o por la singularidad de sus construcciones populares, la mayor parte en manos privadas, con lo que su conservación es aún más complicada. Doce de estos municipios (en Castilla y León hay 120 conjuntos históricos) participan este jueves y el viernes en un encuentro del que quieren sentar las bases para formar una red de municipios con esta catalogación.

 

Ha sido el director general de Patrimonio, Enrique Saiz, el encargado de inaugurar las jornadas con una ponencia en la que ha desgranado el marco general en el que se encuentran las localidades que poseen conjuntos históricos y su futuro, que tiene que dirigirse a la sostenibilidad. Saiz ha recordado que el primer Conjunto Histórico en la Comunidad fue el de la localidad salmantina de La Alberca, hace más de75 años.

 

Castilla y León cuenta con 120 Conjuntos históricos y posee 2.260 bienes de Interés Cultural, uno cada 40 kilómetros, con un total de 768 municipios que tienen algún monumento con esta catalogación. Ha explicado algunas líneas de ayuda que ofrece la Junta de castilla y León y algunos programas de protección del patrimonio como el Plan Pahis y ha insistido en que una de las acciones fundamentales que deben tener los Conjuntos Históricos es la educación patrimonial de niños y jóvenes.

 

Más tarde, algunos alcaldes han participado en sendas mesas redondas. De esta forma, el regidor anfitrión, Artemio Domínguez, ha recordado las tres etapas que ha atravesado el Conjunto Histórico de Rioseco, desde que se declarase en 1965, con "hitos" tan importantes como el Proyecto Almirante, que sirvió para restaurar gran parte del patrimonio riosecano o la redacción del Plan Especial del Cacso Histórico, en 2013.

 

El alcalde de Toro, Tomás del Bien, se ha referido a la importancia del turismo, como la vertiente principal para aprovechar el rico patrimonio de esta ciudad, Conjunto Histórico desde 1963. También se ha referido a un modelo "sostenible" y a la relevancia del enoturismo, antes de apostar por unir fuerzas e ideas en una futura red de estos municipios.

 

José Antonio González Poncela, regidor de Tordesillas cree que el “gran reto" que tienen todas estas ciudades es el de "la paralización del abandono de los inmuebles en el casco histórico”. Para ello ha apostado por potenciar el comercio y las instituciones en el centro histórico, además de un dinamismo cultural y turístico, sin olvidar las bonificaciones y las subvenciones a los ciudadanos que apuesten por recuperar los edificios del casco.

 

Desde Ponferrada, su concejal de Urbanismo, Tulio García, ha relatado la experiencia de su ciudad, que dejó de “tener un casco viejo para tener un casco antiguo”. Contó la transformación de la ciudad, que antes era “gris” para convertirse en una localidad atractiva. Animó al resto de localidades a utilizar herramientas como las del ARI (Área de Rehabilitación Integral) que contiene acciones como “maquillaje” para las fachadas y concluyó explicando que el patrimonio “nunca puede ser un problema, sino una responsabilidad y oportunidad”.

 

LA VOZ DE LOS ESCOLARES

 

Tras los alcaldes, tomaron la palabra los escolares de los colegios Campos Góticos y San Vicente de Paúl, en una mesa redonda dirigida por la teniente de alcalde, María San José, y en la que los alumnos dieron su opinión acerca de la importancia de preservar los Conjuntos Históricos, bajo tres premisas: urbanismo, cultura y patrimonio.

 

La tarde en esta primera jornada ha continuado con la ponencia de Silvia Escuredo, jefa del Servicio de Ordenación y Protección de la dirección general de Patrimonio. Los alcaldes de Burgo de Osma (Jesús Alonso), La Alberca (Miguel Ángel Luengo), Ciudad Rodrigo (Juan Tomás Muñoz) y la de Castrojeriz (Beatriz Francés). La celebración de un encuentro de tejedores en la Calle Mayor y una visita nocturna y teatralizada al Museo de San Francisco puso fin a la primera jornada. Este viernes, María de Diego, viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales abrirá las ponencias bajo el tema de desarrollo local, mientras que los alcaldes de Astorga (Arsenio García), el de Pedraza (Pedro Martín), la de Aguilar de Campoo (María José Ortega) y el de Frías (José Luis Gómez) ofrecerá la tercera mesa redonda de regidores. Por último, el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, clausurará el encuentro con la lectura de conclusiones y la creación de la Red de Conjuntos Históricos de Castilla y León.