Los agentes de la Guardia Civil en Valladolid deberían crecer un 316% para igualar el alfoz a la capital

TRIBUNA DE VALLADOLID

Así lo denuncia un informe de AUGC, quienes exigen un coordinador de servicios y una Unidad de Seguridad que evite que patrullas de Olmedo o Tordesillas sean las "más cercanas" para atender una situación como la del pasado 28 de diciembre en Río Shopping.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado que la plantilla de la Benemérita debería aumentar en un 316% en Valladolid para que los habitantes del alfoz "dejen de ser ciudadanos de segunda" en materia de seguridad con respecto a los que viven en la capital, debido a la diferencia en el número de efectivos respecto a la población.

 

Según un informe de la asociación al que ha tenido acceso Europa Press, la ratio de agentes por habitante es de un policía -Nacional y Local- por 240 en Valladolid y de un guardia civil por cada 1.000 en el área metropolitana, aseveran en la AUGC.

 

La agrupación, en su estudio, toma como referencia, los datos del padrón del INE de 2016 para realizar esta comparación. Así, contraponen el número de policías nacionales en servicio en la ciudad, que cifran en 800, y el de policías municipales, 450, por el centenar que tiene la Guardia Civil para dar servicio a los más de 100.000 habitantes de los 15 municipios del área metropolitana (Aldeamayor de San Martín, Arroyo de la Encomienda, Boecillo, Cabezón de Pisuerga, Cigales, La Cistérniga, Fuensaldaña, Laguna de Duero, Renedo, Santovenia de Pisuerga, Simancas, Tudela de Duero, Viana de Cega, Villanubla y Zaratán).

 

La discriminación "resulta incontestable", ya que para las 301.876 personas residentes en Valladolid capital se disponen de 800 agentes de Policía Nacional, para las 100.093 personas del área metropolitana la Guardia Civil sólo dispone de 100 agentes, lo que supone que para que los ciudadanos del área metropolitana tuvieran el mismo ratio de agentes que los ciudadanos residentes en la capital, la Guardia Civil necesitaría ampliar su plantilla en un 166%, detalla el informe.

 

La situación de discriminación se "agudiza aún más" al incluir a estos policías nacionales, los casi 450 efectivos de la Policía Municipal de Valladolid, teniendo en ese caso que elevar la plantilla la Guardia Civil en un 316% para que los ciudadanos de su área competencial dispongan del mismo ratio de persona, continúa el estudio.

 

Una situación que se ve agravada, además, por el tiempo de respuesta. Mientras que en la capital es inferior a cinco minutos, en el alfoz "no está baremada", algo que, a juicio de la Asociación, "evidencia el interés en tapar esa discriminación" entre unos habitantes y otros, ya que por falta de efectivos y por "organización deficiente" una patrulla de la Guardia Civil tarda "bastante más" en acudir a la llamada del ciudadano.

 

Sin embargo, las "evidentes carencias en la plantilla" no son el único "problema" que para la AUGC tiene la Benemérita en Valladolid, ya que denuncia la estructura "obsoleta y arcaica" que el Instituto Armado se "empeña" en conservar en la provincia.

 

Así, el informe cifra en 23 los puestos de Seguridad Ciudadana de los que el 60% cuenta con menos de una decena efectivos, lo que hace que sean "completamente inoperativos" y que sólo tres de ellos puedan prestar servicio a sus ciudadanos las 24 horas del día, "desaprovechándose" en el resto de unidades mucho personal en labores administrativas y de vigilancia de instalaciones, denuncia el estudio.

 

AUGC reclama la "necesidad urgente" de una "reestructuración y reagrupamiento" de esos 23 puestos en unidades con un número de efectivos que garanticen una atención permanente, algo que redundará en "una mejor atención al ciudadano" y "un mejor aprovechamiento de los recursos humanos existentes".

 

Así mismo, pide la construcción en Arroyo de la Encomienda del "tan ansiado macrocuartel" que albergue las unidades que necesita con "urgencia" el área metropolitana de la ciudad de Valladolid.

 

También exige que se dote al puesto de Zaratán, a cuya demarcación territorial pertenecen los centros comerciales "más importantes" de la provincia, de los "suficientes efectivos" para poder cubrir las necesidades de seguridad de su área, ya que consideran que en la actualidad resulta "dificil" cubrir las 24 horas de atención al ciudadano. "De igual modo se hace necesario material adecuado de protección a sus agentes para hacer frente a hechos de alerta terrorista dado el nivel de alerta 4 en el que nos encontramos", señala el informe.

 

COORDINADOR DE SERVICIOS Y UNIDAD DE SEGURIDAD

 

Una de las unidades que ayudarían a solucionar la problemática del área metropolitana en Valladolid, a juicio del sindicato, sería la creación de una Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (Usecic), y que ya existe en Burgos, Ávila, Segovia y, próximamente, León.

 

La AUGC explica que estas unidades tienen un grupo de efectivos que dan respuesta "más rápida" a problemas de delincuencia en momentos puntuales. No es una reivindicación nueva del sindicato, que la ve necesaria debido a las características del área metropolitana de la provincia, con importantes centros comerciales como Río Shopping, Hipercor o Decathlon, que han sufrido "numerosos hechos delictivos de importante entidad" desde su implantación en la provincia, así como "tres avisos por posible atentado terrorista".

 

"El último de ellos ocurrió el 28 de diciembre cuando la llamada de una ciudadana que detectó unas personas sospechosas, obligó a desplazar patrullas al centro comercial Río Shopping, encontrándose las más cercanas disponibles en Olmedo y Tordesillas", denuncian.

 

Hechos de esta relevancia hacen que el informe evidencie, a juicio de la Asociación, la implantación de un coordinador de servicios, ya que, lamentan, que la Guardia Civil sea el "único cuerpo policial" que carece de un responsable durante los diferentes turnos de trabajo. Esta situación "obliga" a que sean los agentes de base los que tengan que tomar decisiones de coordinación "para las que no están preparados".

 

La ausencia de este coordinador conlleva que la ya "escasa plantilla" se vea aún "más mermada" cada vez que la patrulla de seguridad ciudadana realiza una detención o interviene en hechos de relevancia penal, ya que obligan a estas unidades a "asumir" una carga de trabajo que correspondería al coordinador.

 

"Provincias como Ávila o Palencia ya disponen de este coordinador, por lo que AUGC espera que no suceda como con las Unidades de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC) y Valladolid quede nuevamente a la cola con respecto a otras provincias", puntualizan.

 

VIOLENCIA DE GÉNERO Y POLICÍA JUDICIAL

 

Otra de las denuncias de la Asociación gira en torno a las unidades especializas en Víctimas de Violencia de Género y Menores (Ufam Policía Nacional, Emume Guardia Civil). Mientras en Valladolid capital, hay 21 efectivos de las Ufam, en demarcación de Guardia Civil son sólo 2 agentes pertenecientes al Emume.

 

Esta situación de falta de personal obliga a las patrullas de seguridad ciudadana de las unidades territoriales de la Guardia Civil a realizar las funciones propias del Emume, por lo que quedan como "meras fiscalizadoras del trabajo de las unidades territoriales", pero, advierten, con una "importante diferencia", ya que a juicio de la AUGC estas patrullas de seguridad ciudadana "carecen de la formación específica" en violencia de género y doméstica que "" poseen los integrantes de los equipos Emumes y obligan a estas patrullas a "dejar de prestar el servicio de seguridad ciudadana" que tienen principalmente encomendado, mermando significativamente su operatividad y su capacidad de respuesta.

 

De esta situación tampoco se libran las unidades de Policía Judicial de la Guardia Civil, unidad que se encarga de perseguir grupos de delincuencia organizada y que tienen un 20% de las vacantes sin cubrir desde hace más de seis años, lo que ha provocado que se tenga que "comisionar" a personal de las ya "deficitarias" unidades de seguridad ciudadana para estos fines.