Los 28.000 euros reclamados a Asaja obedecen a un contrato real, según Lino Rodríguez
Cyl dots mini

Los 28.000 euros reclamados a Asaja obedecen a un contrato real, según Lino Rodríguez

Lino Rodríguez, en primer plano, durante el inicio del juicio en la Audiencia de Valladolid.

Sostiene que la vinculación laboral entre empresa y OPA fue aprobada por los órganos de ésta en abril de 2015

El que fuera presidente de Asaja en Valladolid hasta diciembre de 2016, Lino Rodríguez, ha negado haber falsificado un contrato en favor de la empresa Sodeprin SL, de la que fue accionista y administrador, con el fin de cobrar casi 28.000 euros a la OPA por servicios supuestamente prestados a sus socios y ha asegurado que la vinculación laboral entre ambas partes está soportada por un acuerdo de los órganos directivos de la organización agraria.

 

Es la versión exculpatoria que Lino Rodríguez, compartida por su esposa, Ana de la Fuente, y el exmiembro de la Junta Directiva de Asaja, Enrique Vallejo, imputados también, ha expuesto en la primera sesión del juicio que se sigue contra los tres en la Audiencia de Valladolid por delito de falsedad en documento mercantil en concurso con otro de estafa procesal intentado y que podría concluir en una nueva sentencia condenatoria, que sería ya la cuarta contra el primero y que sumaría pena a los quince años y medio de cárcel que, globalmente, ya arrastra el exlíder agrario.

 

La vista se ha iniciado pese a las cuestiones previas que, sin éxito, han sido planteadas por su letrado defensor, quien ha invocado la nulidad de actuaciones por falta de legitimidad activa de Asaja al entender que el poder otorgado al nuevo presidente de la OPA para ejercitar acciones contra Lino y compañía no se acordó en una Asamblea General, como así exigen los estatutos, al tiempo que ha solicitado la nulidad de otra serie de documentos y testificales aportados por dicha acusación particular.

 

Iniciada la vista con la testifical de Lino Rodríguez, que cumple condena en el penal alavés de Nanclares de Oca y durante los días del juicio inquilino en el Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia), el encausado ha insistido en que las distintas facturas que Sodeprin S.L--fue administrador de ella y luego su esposa--presentó en una demanda contra Asaja responden a servicios reales fiscales y laborales que la empresa prestó a socios de la organización en Medina del Campo y que fueron recogidos en contrato.

 

El encausado, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que el contrato entre Sodeprin y Asaja fue acordado en la mañana del 7 de abril de 2015 por el Comité Ejecutivo de la OPA y ese mismo día, por la tarde, refrendando por la Junta Directiva y suscrito tanto por él en calidad de presidente, como por su esposa como administradora de la mercantil y el también acusado Enrique Vallejo en calidad de secretario suplente.

 

Lino Rodríguez se ha mostrado absolutamente convencido de que la vinculación contractual entre ambas partes se cerró en aquella fecha porque a ambas reuniones se llevó, con carácter principal, un acuerdo de gran importancia que consistía en dar conformidad a una deuda de 201.000 euros que reclamaba la Agencia Tributaria al sindicato.

 

DENUNCIA QUE FALTA EL ACTA

En aquellas reuniones asegura que se aprobó este contrato, "un contrato más de los que se firmaban y a coste cero, ya que los socios de Medina del Campo pagaban a Asaja por los servicios prestados por Sodeprin y luego la OPA abonaba a la empresa sus honorarios", ha incidido Lino Rodríguez, quien ha aprovechado para acusar a los nuevos dirigentes del sindicato de no haber aportado a la causa, intencionadamente, el acta que se confeccionó al término de ambos encuentros y que recogería las cláusulas del contrato que, como así ha insistido, fue suscrito varios días después, concretamente el 9 de abril.

 

De esta forma, el expresidente de Asaja ha tratado de desmontar las tesis de las acusaciones pública y particular de que los tres encausados pergeñaron un contrato, sin autorización de su Comité Ejecutivo ni la Junta Directiva, en fechas previas a la presentación de una demanda contra la OPA con el único fin de aportarlo como prueba en un procedimiento civil.

 

El juicio está previsto que se prolongue hasta este jueves. En sus respectivos escritos de calificación, Fiscalía y Asaja tipifican los hechos como constitutivos de un delito de falsedad en documento mercantil en concurso medial con otro de estafa procesal en grado de tentativa. Del primero están acusados los tres como autores y del segundo ella como autora y los otros dos como cooperadores necesarios.

 

Las peticiones oscilan entre un año y nueve meses de cárcel y multa de 2.700 euros para cada uno de ellos, según el escrito de la acusación pública, y los dos años y tres meses y sanciones económicas por importe de 3.000 que solicita Asaja.

 

A mayores de esta causa penal en la Audiencia de Valladolid, el enfrentamiento entre Asaja y su expresidente mantiene en curso otro procedimiento que se verá el 26 de octubre en el Juzgado de lo Penal número 1, con Lino Rodríguez, Enrique Vallejo y el exvicepresidente de la OPA Gerardo Rico en el banquillo, por supuestos delitos cometidos en la sectorial Campo Abierto, de la que fue presidente el primero; así como otros dos procedimientos que por separado se siguen en el Juzgado de Instrucción número 6.

 

El primero de estos dos últimos tiene a Rodríguez y Vallejo igualmente como acusados y se circunscribe a la asociación Remolacheros, de la que también fue presidente el sindicalista, y el segundo procedimiento tiene como protagonistas al expresidente y al exvicepresidente del sindicato.

 

En este último se imputa a los investigados la emisión de un certificado falso que Lino Rodríguez presentó en una demanda en la que hizo constar que Asaja había autorizado recurrir la resolución de la Seguridad Social que anuló el polémico contrato laboral del exlíder agrario.