Lorquianos
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Lorquianos

Loles León, Luis Santana y Antonio López Serrano, Lorquianos. VIRGINIA CUEVAS

Palabras contra el olvido. 126.
 

La poesía de Federico García Lorca es un bien necesario para examinar nuestro grado de civilización y nuestra humanidad. Y nuestro amor por las cosas. Sus poemas despiertan los sentidos…"La noche se puso intima…  Y el agua se pone  fría para que nadie la toque. Agua loca y descubierta por el monte, monte, monte”.


Federico García Lorca conquista al público con la palabra. La palabra que habla en todos los tiempos: presente, pasado y futuro. La poesía lorquiana es la forma más perfecta de lo que se puede hacer con el lenguaje. “Preciosa tocando viene por un anfibio sendero de cristales y laureles. El silencio sin estrellas, huyendo del sonsonete…”.


Esta noche en el Teatro Zorrilla, Loles León, Luis Santana y Antonio López Serrano establecen una relación real con los espectadores, verdadera, sin ambages. Por una sencilla razón: están sintiendo lo que está pasando allí. La voz de Loles León es un pálido reflejo del aura que irradia la poesía lorquiana. Su voz,  recita  La tarara, Prendimiento de Antoñito Camborio… “Voces de muerte sonaron / cerca del Guadalquivir. / Voces antiguas que cercan/ voz del clavel varonil".  La monja gitana, Romance de la luna, luna… Todo con una variedad de registros que el público alabó con salvas de aplausos. 


El barítono Luis Santana… Este niño chiquito/no tiene cuna/ su padre es carpintero/ y le hará una… enfocó las canciones de una manera personal, de expresión clásica y honda. ¡Qué bien entiende  las canciones lorquianas! 


El pianista Antonio López Serrano lo tocó todo y todo con duende, con pellizco  y nos hizo recordar a Falla, Granados, Albeniz. Y todo con mucho encanto. Se nota que es un profesional de los pies a la cabeza y el público así se lo reconoció. 


Yo he nacido poeta y artista como el que nace cojo, como el que nace ciego, como el que nace guapo. Dejadme las alas en su sitio  que os respondo que volaré bien”, escribía en una carta Lorca a sus padres para que le mantuvieran el peculio y hacer frentes a sus gastos. 


Decía Saramago que el oficio de escritor era levantar piedras, si  debajo lo que hallamos son monstruos, no es su culpa. Lorca es un poeta libre, como su poesía y su prosa. Su imaginación es libre y es la que le sirve para aventurarse por la vida. Su poesía es una conspiración permanente contra las verdades absolutas, como es El Quijote