Cyl dots mini

Lorca en el LAVA

Esta obra de teatro sostiene al espectador en tensión constante, absorbido. Por lo que pasa en el escenario y por lo que imaginaba que iba a suceder. Nada de lo que ocurre en el transcurso de los 75 minutos que dura Así que pasen 5 años tiene ningún valor si no lo descubres por ti mismo, sin necesidad de recurrir a Isabel Coixet.

FICHA TECNICA. Laboratorio de las Artes de Valladolid. LAVA. Así que pasen 5 años de Federico García Lorca. ATALAYA. Dirección y dramaturgia: Ricardo Iniesta. Elenco: Jerónimo Arenal, Manuel Asensio, Raúl Sirio, María Sanz, Raúl Vera, Elena Aliaga, José Ángel Moreno, Carmen Gallardo y Silvia Garzón. Composición musical: Luis Navarro. Vestuario: Carmen Giles.

 

Su hermano Francisco ha dejado escrito que en 'Así que pasen cinco años' se dramatiza la emoción del tiempo, y es el sentimiento del tiempo como dilación, como inminencia, lo que modifica la acción y, en último término, le da sentido. Me gusta tanto la palabra recuerdo. Es una palabra verde, jugosa.

 

Federico se pasaba tres o cuatro años pensando una obra de teatro y luego la escribía en quince días. Cuenta que tardó cinco años en hacer Bodas de Sangre. Primero tomaba notas, observaciones de la vida misma. Por último, como dice, el traslado definitivo; de la mente a la escena. Ricardo Iniesta (con este apellido tiene todas las puertas abiertas) presenta un espacio escénico sencillo, funcional, y con un toque de vértigo (unas escaleras sin barandilla) al que contribuye las luces Miguel Ángel Camacho. Los actores llenaron el espacio vacío y lo convirtieron en un escenario teatral donde se dieron cita el dolor, la lucha, la magia, la muerte, el circo, el recuerdo, el rugby, la novia, el pasado…

 

Y todo esto sucedía en el presente, es lo que tiene el teatro de Lorca que siempre mantiene intacta su capacidad de desafiar al espectador. Los actores de Atalaya están todos formidables, fueron capaces de mostrar la belleza del teatro, esa belleza que es el celofán que envuelve el regalo que en sí es el arte. El teatro es espectáculo o no es nada. El público asistente disfrutó como un joven con móvil nuevo, y eso es un activo y un hábito al que el LAVA ya nos tiene acostumbrados.

Noticias relacionadas