Lleno total y lista de espera de un mes en una nueva edición de la Feria Agraria de Valladolid

La Feria de Valladolid afronta la nueva edición de Agraria, que tendrá lugar entre el 8 y el 11 de febrero, con un "lleno total" y lista de espera desde hace un mes por lo que la Institución ferial piensa ya en alternativas para incrementar el espacio expositivo de cara a la próxima cita, como podría ser la instalación de una carpa.

 

Así lo ha explicado a la agencia Europa Press el director general de la Feria, Juan Useros, quien, tras refrendar el "éxito" de las anteriores ediciones de Agraria con más de 20.000 visitantes profesionales del sector agropecuario, se ha fijado como reto para este año conseguir captar la atención de los agricultores y ganaderos de Portugal para que se acerquen a Valladolid para conocer las últimas novedades en maquinaria e incrementar las ventas.

 

Juan Useros no ha dudado al afirmar que Agraria es una de las citas más importantes en el calendario ferial de Valladolid ya que está ligada a un sector, el primario, que va "francamente bien" por lo que ha presentado esta feria como "una gran ocasión" para crear relaciones con los visitantes y con asociaciones del sector "en el marco de un certamen dinámico e interactivo plenamente consolidado en el mercado nacional".

 

Entre las razones para exponer en Agraria, Feria de Valladolid destaca la posibilidad de ganar cuota de mercado y de reforzar imagen de marca "de la forma más económica y eficiente", acelerar el proceso de decisión de compra al obtener un "alto volumen de información" en un corto plazo de tiempo, generar oportunidades de exportación y tomar el pulso al mercado y conocer las tendencias actuales y futuras.

 

Según los datos aportados por Useros, esta quinta edición de Agraria contará con 300 expositores, una cifra algo superior respecto a anteriores años, entre los que se encuentran empresas de muy diferente perfil y tamaño, desde multinacionales y empresas centenarias a pequeñas empresas de carácter familiar y artesanal, y de diversa procedencia como Galicia, Cataluña, La Rioja, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Madrid, Navarra, Murcia, Andalucía, Aragón y Castilla-La Mancha.

 

Además, participarán empresas francesas y marcas procedentes de Alemania, Austria, Estados Unidos, Dinamarca, Italia, Irlanda, Portugal, Bélgica y Gran Bretaña, entre otros países.

 

RENTABILIZAR EL ESPACIO

 

Para hacer frente a este incremento de expositores en un recinto lleno Feria de Valladolid ha abogado por rentabilizar el espacio que han cogido las empresas desde el convencimiento de que lo importante no es sólo llenar metros cuadrados sino "enseñar el mayor número posible de producto".

 

Por este motivo, la Institución ferial busca otras fórmulas para aumentar la superficie expositiva como podría ser una carpa, si bien Useros ha reconocido que esta alternativa suele dar pérdidas porque no se cobra. Dicho esto, ha insistido en la necesidad de dar un mayor servicio al visitante por lo que se seguirán buscando alternativas para la cita de 2019. "Todavía hay margen", ha considerado.

 

Useros ha recordado que además del espacio expositivo Agraria abre una oportunidad al debate y al análisis del sector a través de unas jornadas técnicas de carácter divulgativo que este año contarán de nuevo con la participación de Aimcra que ha programado una jornada de remolacha azucarera titulada 'Avances científicos, soluciones agronómicas y siembras 2017' que tendrá lugar el 8 de febrero.

 

El primer día de la feria se ha programado también una mesa redonda sobre 'Actualidad y novedades en la agricultura de conservación' organizada por AVAC, Asociación Vallisoletana de Agricultura de Conservación, con la colaboración de Empresaagraria.com.

 

El jueves 9 de febrero se han programado sendas charlas sobre 'Las modificaciones en la Política Agraria Común impuestos por los acuerdos sobre el cambio climático' moderada por Pedro Medina, director general de Política Agraria Comunitaria; 'Lo que se espera de la Biotecnología aplicada a la Agricultura' a cargo del ingeniero agrónomo Jaime Costa Vilamajó, y 'Revisión de equipos para la aplicación de fitosanitarios en Castilla y León' por Julio Rodríguez de la Torre, jefe del Servicio de Sanidad y Ordenación Agrícola de la Junta.

 

Por su parte, la jornada técnica del viernes estará dedicada a 'Las limitaciones en la aplicación de fitosanitarios en la UE: productos y máquinas', a cargo del ingeniero agrónomo Emilio Gil, y a la 'Mecanización racional: de la Agricultura de Precisión a los tractores autónomos'.

 

Finalmente, el sábado se ha programado la charla 'Los arrendamientos rústicos: la nueva PAC y el agricultor activo' a cargo de la abogada especialista en derecho agrario Celia Miravalles.

 

La quinta edición de Agraria contará también con su tradicional concurso de maquinaria innovadora que, según ha recordado Useros, distinguirá aquellos equipos en los que se han introducido avances que contribuyen a mejorar su diseño, prestaciones o calidad del trabajo.

Estos equipos deben estar en fase comercial, con un precio de venta fijado y tienen que poder ser adquiridos por lo que no se admitirán ni proptotipos ni pre-series.