Lindorff propone la primera reunión de la mesa negociadora del ERE extintivo para el 20 de marzo

CGT

Este lunes ha quedado definida la representación sindical que acudirá a dicho encuentro.

Lindorff ha pospuesto para el próximo día 20 de marzo la primera reunión de la mesa negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter extintivo en la que la empresa informará a los representantes sindicales de sus planes para los 1.697 trabajadores con que cuenta en toda España, de ellos 685 de su centro en La Cistérniga (Valladolid).

 

Si bien la parte sindical confiaba en que este mismo lunes se celebrara ese primer encuentro con la empresa y quedara constituida la mesa negociadora, según el plazo de quince días previsto a partir del anuncio del ERE el pasado día 23 de febrero, finalmente ello no ha sido posible, por lo que los sindicatos han aprovechado la jornada para cerrar la lista de delegados que acudirán el 20 de marzo a ese primer cónclave y que queda integrada por cuatro representantes de CCOO, otros tantos de CGT -todos ellos del centro de Valladolid-, dos de UGT y tres de la empresa Aktua que se fusionó en una primera fase con Lindorff.

 

El representante de CGT, Alejandro Izquierdo, en declaraciones a Europa Press, lamenta que el proceso se inicie ya con un incumplimiento de plazos por parte de la empresa, dedicada a la gestión del cobro de deudas para entidades financieras, y discrepa de las razones alegadas inicialmente por la mercantil Intrum Justitia -es la que ha adquirido a los trabajadores de las dos fusionadas Lindorff y Aktua- para el ERE y que se centran en una supuesta duplicidad de puestos a raíz de dicho proceso integrador.

 

"Veremos quién se lleva el palo, nosotros o Aktua", apunta Izquierdo, quien, al igual que sus compañeros designados cmo integrantes de la mesa de negociación, se mantiene a la expectativa sobre el verdadero alcance del ERE anunciado, algo que esperan que la dirección de la mercantil ponga sobre la mesa el próximo día 20 de marzo.

 

El representante de CGT reconoce que los trabajadores se encuentran muy "asustados" y preparados para todo, pues, como así explica, se baraja desde que el ERE apenas afecte al centro con que Lindorff cuenta en el Polígono de la Mora, en La Cistérniga, ya que sus puestos son "muy baratos" hasta un resultado "apocalíptico" que podría conllevar el cierre de estas oficinas.

 

El sindicalista, en cualquier caso, muestra también un atisbo de esperanza tras conocer por la prensa, no de forma directa de la dirección, que Lindorff plantea la posibilidad de recolocaciones.

 

Aunque CGT había convocado para este martes una asamblea de trabajadores, coincidiendo con el cambio de turno, para exponer a la plantilla los planes de la dirección, el aplazamiento de la constitución de la mesa negociadora al día 20 de marzo ha obligado al sindicato a cambiar de planes y a posponer también este encuentro para el día 21, una vez que conozca los detalles del ERE.