Cyl dots mini

Ligeras colas y cambios de billetes en la estación de Valladolid durante la jornada de huelga en Renfe de este miércoles

Colas durante la huelga de Renfe. GERMÁN PRIETO

Se pide un aumento en la plantilla de la operadora ferroviaria

La jornada de huelga en Renfe ha dejado cancelaciones y retrasos en la Estación de Campo Grande de Valladolid durante la mañana de este miércoles. En concreto, tres trenes en horario matinal se han visto suprimidos debido a unos paros que comenzaban al mediodía en todo el territorio nacional.

 

La zona destinada a la venta de billetes presentaba desde el ecuador de la mañana una ligera cola de gente dispuesta a ejercer sus derechos como viajeros, y que Renfe les ha dispuesto ante las cancelaciones sufridas: el cambio de billete o la devolución del mismo.

 

Entre los afectados, un grupo de jubilados que acudían al punto de venta cerca de las 12:00 y calificaban los paros de “desastre”. Viajaban a Madrid en el tren de las 12:05, uno de los trayectos que se han visto suprimidos. “Nosotros nos enteramos ayer por la televisión y hoy hemos acudido a cambiar nuestro billete”.

 

Otra señora apunta a los trabajadores. “Estamos en vacaciones y es siempre más de lo mismo”, comienza. “Esto se tiene que regular, porque solo se acuerdan de sus derechos pero no de sus obligaciones”, concluye mientras espera turno en la zona habilitada para ello.

 

Una pareja de viajeros asegura de que la información es escasa. “No nos habíamos enterado ni sabíamos que había huelga”, argumentan. “Haremos un cambio de billete”.

 

Menor suerte ha tenido una señora que se dirigía a Palencia. “Me han dicho en ventanilla que lo han quitado ahora mismo, que hasta las 18:30 no hay otro tren”, comentaba a los medios congregados mientras que se resignaba: “con las mismas me voy a casa, esto es así y no puedes hacer nada”.

 

La estación de Madrid Chamartín ha sido uno de los destinos más afectados por esta primera jornada de huelga, así como los trenes procedentes del norte de la península o los que se disponían a partir a localidades cercanas como Palencia o León.

 

Las pantallas de la estación ferroviaria presentaban colores rojos en mayor medida que de costumbre. En al menos la mitad de los trenes se habían producido ligeros retrasos de entre cinco y quince minutos, además de los trayectos cancelados.

 

Por último, el responsable de Atención al Cliente de ADIF nos explicaba que “hay más gente que de costumbre”, a la vez que declinaba mostrar su opinión acerca de los paros.

 

En total, quince trenes se han visto afectados en Valladolid por las cancelaciones de la primera jornada de la huelga de RENFE, convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) y donde se pide un aumento en la plantilla de la operadora ferroviaria.